Moneda común entre Argentina y Brasil: “Estamos hablando de política exterior de la buena”

El contador Cristian Ocampo, exministro de Economía de la provincia, visitó los estudios de CIUDAD TV y analizó la implementación de una moneda común entre Argentina y Brasil. Valoró la proyección como "política de Estado" y aseguró que "debe trascender cualquier coyuntura o periodo gubernamental de una facción política u otra”.

“Estamos hablando de política exterior de la buena. Cuando uno mejora el intercambio comercial para poder darle mayor estabilidad al comercio bilateral con tu socio mayoritario, el más importante, de por sí ya es bueno. La implementación va a ser la cuestión a ver. Acá está manifiesta la voluntad de los dos presidentes, pero esto va a requerir de un acompañamiento legislativo porque estamos hablando de un esquema de intercambio que tendrá muchas implicancias”, sostuvo.

“Esto tiene que trascender cualquier coyuntura o periodo gubernamental de una facción política u otra. Es muy bueno encarar un esquema que aumente el comercio”, celebró.

Comentó que se estima que el intercambio comercial con Brasil cayó un 40%, “lo que pone en alerta a Brasil, a su empresariado, y a nosotros que nos estamos privando de la necesidad de importar productos que requerimos en nuestro entramado productivo. Brasil es al segundo país al que más le compramos”.

Mencionó al proceso inflacionario que se estima en un 95%, con perspectivas hacia el 60%. “Si uno lo ve en términos comparativos es mucho menor, pero sigue siendo muy alta. Brasil tiene una inflación pospandemia y con las dificultades de la guerra, lo mismo que nosotros, del 7% y 8% cuando normalmente tiene una inflación del 3%”.

“Brasil tiene un real muy fuerte, se piensa en real a las operaciones internas, los plazos fijos tienen intereses positivos y no ocurre lo mismo en nuestro país. Hay muchas cuestiones que hacen que hoy Brasil pueda proveernos de esos reales que necesita nuestro empresariado para poder seguir interactuando bilateralmente”, apuntó.

Aclaró y desterró la idea de una comparación con el Euro. “Hay mucha distancia, es totalmente diferente. Los procesos de integraciones regionales llevan mucho tiempo y la integración monetaria es el último paso de una etapa muy larga que deben transitar los países que quieren tener la libre circulación de bienes, servicios, personas y, por último, moneda”.

“Hoy, es muy importante poder establecer la senda de virtualidad que tiene el comercio con Brasil, que es un comprador muy importante para nuestra industria. Esto es necesario para que nuestra economía siga creciendo y funcionando y proveer de la estabilidad al sector comercial que hoy interactúa con ellos”, apuntó.

 

Compartir