Instituyen el 18 de septiembre de cada año como Día del Testigo por Delitos de Lesa Humanidad

La fecha conmemora la desaparición, el 18 de septiembre de 2006, de Julio López, testigo clave en los Juicios por la Verdad. La ley fue votada en forma unánime en el Parlamento chaqueño y exhorta de manera expresa a los legisladores chaqueños con banca en el Congreso de la Nación, a promover que se instituya también en el orden nacional.

Jorge Julio López, desaparecido en democracia.

El Parlamento chaqueño sancionó por unanimidad la ley que instituye el 18 de septiembre de cada año como Día del Testigo por Delitos de Lesa Humanidad, en conmemoración a la desaparición de Jorge Julio López, ocurrida en 2006, quien fuera testigo clave en el Juicio contra Miguel Osvaldo Etchecolatz por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar.

La autoridad de aplicación será la Comisión Provincial por la Memoria, que tendrá a su cargo ejecutar acciones concretas que tengan por objeto la difusión y capacitación en materia defensa de los derechos humanos y juzgamiento por delitos de lesa humanidad.

Además, se insta al Ejecutivo, a través del Ministerio de Educación, en conjunto con la autoridad de aplicación, a incorporar al diseño curricular de todos los niveles educativos actividades pedagógicas referentes a la fecha, además de incluirla en el calendario de efemérides. Y exhorta a los legisladores representantes de la Provincia en el Congreso de la Nación a promover que se Instituya el Día del Testigo por Delitos de Lesa Humanidad a nivel nacional.

El debate

Durante el debate, obró de informante la diputada radical Alicia Azula quien basó sus argumentos en los considerados en el propio proyecto destacando el rol de los testigos en el objetivo del Nunca Más, para esclarecer los hechos sucedidos en el país durante la dictadura cívico militar instaurada desde el 24 de marzo de 1976 hasta el 10 de diciembre de 1983. Lo que fue posible en base a los testimonios de los sobrevivientes y familiares de víctimas del terrorismo de Estado, así como ciudadanos que vivieron determinadas coyunturas y fueron testigos de contexto. y que la resistencia y la lucha del pueblo argentino, la convicción, resiliencia y determinación de los testigos, fieles al mandato y el compromiso asumido de dar testimonio de las atrocidades cometidas y sus causas, para relatar sus vivencias en reiteradas oportunidades ante la justicia, a los jóvenes en escuelas, documentales , medios gráficos, jornadas, en aras de que el pueblo argentino y los pueblos del mundo tomen conocimiento del genocidio cometido, de los hechos sucedidos durante la dictadura cívico- militar y en busca de Memoria Verdad y Justicia, han sido relevantes y un aporte a la reconstrucción histórica, “que sirve desde hoy y hacia el futuro, de base a los investigadores e historiadores”.

Desde el justicialismo, el diputado y presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Juan Carlos Ayala, resaltó la iniciativa y aseguró: “Nuestra provincia siempre fue pionera y ha instaurado una manera de ocuparnos de la eficacia y la defensa de los mismos, sentando bases de jurisprudencia en muchos casos y en esto creo que vamos a volver a serlo ya que de aprobarse esta ley les estamos dando a los diputados y senadores nacionales la posibilidad de que esto se convierta también en una ley nacional”.

 

Compartir