El Gobierno entregó 150 tarjetas Tuya a trabajadores de la economía popular

El gobernador, Jorge Capitanich, entregó este miércoles 150 Tarjetas Tuya “Emprendemos Todos” a trabajadores de la economía popular. Con esta entrega, la iniciativa alcanza a 8.500 beneficiarios de toda la provincia.

Entrega de Tarjetas Tuya “Emprendemos Todos” en Casa de Gobierno.

“Este programa es un gran logro y tiene que ver con el esfuerzo, dedicación y trabajo son capaces de construir un emprendimiento, sostenerlo en el tiempo y vivir dignamente” expresó el gobernador, tras la entrega de tarjetas, las que clasificó como “herramientas indispensables que otorga el Estado”, expresó el mandatario, acompañado por la vicegobernadora, Analía Rach Quiroga.

Mediante un convenio entre el Nuevo Banco del Chaco (NBCH) y el Ministerio de Desarrollo Social, se implementó la tarjeta Tuya “Emprendemos Todos” para que los trabajadores de la economía popular y sus familias puedan “acceder a un aporte económico de emergencia, no reintegrable, priorizando la entrega a unidades productivas que incluyan a personas con discapacidad, personas gestantes o madres de siete hijas/os, adultos mayores, identidades diversas o feminizadas, para que puedan comprar maquinarias o insumos, para el desarrollo de su actividad económica”.

Dirigiéndose a los emprendedores beneficiados, el gobernador destacó que la actividad que llevan adelante “garantiza que cada uno de ustedes con su emprendimiento genere ingresos, trabajo en la familia y la posibilidad concreta de ejercer múltiples derechos”. En la oportunidad, las autoridades entregaron reconocimientos por su trayectoria a las instituciones “Delicias para el Alma” y de “Sombras y Luces”.

Participaron el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons, la ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiachio Cavana, el ministro de Educación, Aldo Lineras, la secretaria de Derechos Humanos y Géneros, Silvana Pérez.

Apoyo estatal para fortalecer la economía popular

Desde el Gobierno destacaron que, con esta herramienta, se invierten $39.528.000 en familias que comprarán en comercios de sus localidades, permitiendo al mismo tiempo fortalecer la red de proveedores locales y que, de esta forma, el dinero se inyecte directamente en la economía cada comunidad.

A su turno, la ministra Chiacchio Cavana celebró las entregas a través del programa que “forman parte de la identidad de las unidades productivas de los barrios, las que brindan servicios y elaboran bienes las que antes debían recurrir a financieras porque no calificaban para créditos bancarios y hoy tienen un aliado en el Gobierno”, expresó.

La ministra detalló que desde el ministerio se trabaja en el fortalecimiento de espacios de comercialización y valoró lo alcanzado con Mercados y Almacenes Populares para la expansión territorial de la producción chaqueña. “No podemos pensar en una estrategia de producción sino pensamos en la logística, generar las facilidades para acercar su trabajo a una góndola”, indicó.

El ministro Pérez Pons expresó: “Con esta implementación queremos seguir generando políticas para las familias de nuestra provincia. Acompañando con un aporte económico para impulsar el desarrollo de los emprendedores, brindamos así la posibilidad de comprar recursos para potenciar su trabajo” y enfatizó: “Desde el Estado creemos que es fundamental este tipo de medidas para el crecimiento de los emprendimientos e impulsarlos a ser cada vez mejores”.

Reconocimiento a “Delicias para el Alma” y “Sombras y Luces”

Por último, la actividad fue propicia también para la entrega de reconocimientos a dos unidades productivas con sesgo laboral inclusivo como lo son “Delicias para el Alma” y “Sombras y Luces”. Ambas están conformadas mayoritariamente por personas con discapacidad, la primera incursiona hace años en el rubro de cafetería con gran acompañamiento de la ciudadanía capitalina; mientras que la segunda se dedica a la producción de bolsas ecológicas y comerciales, banderas y otros productos derivados mediante la técnica del estampado, la serigrafía y el sublimado.

Compartir