Chaco se suma a la campaña nacional de educación y prevención de la Lepra

El Ministerio de Salud Pública busca sensibilizar a la población para erradicar mitos existentes alrededor de una enfermedad que es curable, de contagio relativamente bajo y que afecta principalmente la piel y sus nervios periféricos. Se sugiere consultar a un profesional ante la aparición de manchas sin sensibilidad al frío, al calor y al dolor.

El Ministerio de Salud Pública del Chaco se suma a la Campaña Nacional de Educación y Prevención de la Lepra a desarrollarse a lo largo de la semana en curso. A través del Programa de Control de Lepra se planificaron actividades de concientización y capacitaciones con el objetivo de sensibilizar a la población y a los equipos de salud, para erradicar mitos existentes alrededor de esta enfermedad que dificultan su detección y tratamiento en las personas afectadas.

El lanzamiento de la campaña se realizó este lunes 3 en las instalaciones del Centro Dermatológico “Dr. Manuel María Giménez”, de Resistencia.

A lo largo de la semana en curso, en ese espacio se llevarán a cabo charlas de concientización y capacitación para pacientes y comunidad en general. También el Programa de Control de Lepra brindará una capacitación online para médicos, enfermeros, bioquímicos y agentes sanitarios, este miércoles 5 desde las 10.30 horas (para inscripciones ingresar al link https://forms.gle/Eixpo8LJJcCjHyap7).

La información elimina mitos y temores

La lepra, una enfermedad bacteriana que afecta principalmente la piel y los nervios periféricos, es curable. Se manifiesta comúnmente como una mancha en la piel sin sensibilidad al frío, al calor y al dolor. Puede en ocasiones afectar mucosas y órganos internos.

La transmisión es por contacto directo y prolongado entre un enfermo no tratado y una persona susceptible, es decir con predisposición especial para enfermar. En ese sentido, el contagio es relativamente bajo, ya que mayoritariamente la población posee defensas naturales contra la lepra. Hay que tener en cuenta que no todos los enfermos contagian y los que están en tratamiento dejan de hacerlo.

Existen mitos y temores que es conveniente revisar y no reproducir dado que estigmatizan a los enfermos y dificultan el tratamiento de la lepra. En tal sentido Baltazar Ángel Paniagua, coordinador del Programa de Control de Lepra del Chaco, recalcó que “no hay que tener miedo, hay que informarse y ante cualquier síntoma hacer una consulta precoz, no dejar pasar el tiempo”.

Acerca de esto último, el profesional expresó que “mientras se haga la consulta de forma precoz se tiene una cura integral del paciente, del 100%, y sin secuelas”. El médico dermatólogo resaltó que se busca “evitar casos de consultas tardías en los que el paciente puede llegar ya con algunas secuelas”. En toda la provincia se puede consultar con un médico del centro de salud más cercano al domicilio (ser derivado a un dermatólogo) o bien concurrir al Centro Dermatológico (ubicado en calle Ameghino 1205; también cuenta con la línea 0362-4452602 que funciona de lunes a viernes de 7 a 14 horas y el mail dermatologicochaco@gmail.com).

Tratamiento ambulatorio y gratuito

La magnitud de la endemia y la morbilidad global por lepra es baja, comparada con la de otras enfermedades transmisibles. Su importancia como problema de salud pública está dada por las discapacidades físicas y sociales, permanentes y progresivas, que se producen de no mediar un diagnóstico precoz y un tratamiento completo.

El tratamiento es ambulatorio, no precisa ningún tipo de internación, e incluye el uso de antibióticos, antiinflamatorios y el control de las secuelas. La medicación es entregada gratuitamente por el Ministerio de Salud. Un diagnóstico temprano permite el tratamiento adecuado y la curación, cortar la cadena de contagio y evitar las discapacidades que la lepra puede provocar.

Hay que tener en cuenta que desde el momento en que se produce el contagio y se dan los primeros síntomas pueden pasar meses o años. Estos primeros síntomas son las manchas en la piel con disminución o pérdida de la sensibilidad. En consecuencia, ante la aparición de estos síntomas es importante acudir inmediatamente a un profesional, dado que la consulta inmediata permitirá un diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y la curación. Es recomendable que también los convivientes de un caso confirmado deban consultar a un médico.

Desde la Campaña Nacional de Educación y Prevención de la Lepra resaltan que la información elimina los miedos y la importancia de concientizar a la comunidad que se trata de una enfermedad curable, poco contagiosa y no hereditaria. También tener en cuenta que la mayoría de los enfermos no contagian y los que contagian, dejan de hacerlo cuando inician el tratamiento.

Compartir