Transporte: Martínez afirmó que se prorrogó la concesión hasta diciembre y amenazó con quita de subsidios

El intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, afirmó que el paro de empresas de transporte público urbano de Resistencia es una medida de presión agotada. Informó que se prorrogó la prestación del servicio de las empresas del 1 de octubre hasta el 31 de diciembre y advirtió que de no cumplir se solicitará la quita de subsidios que se aporta a las 4 empresas que tienen la concesión de las 6 líneas de colectivos.

Gustavo Martínez

El Intendente capitalino llevó tranquilidad a los vecinos sobre qué pasará con el servicio urbano de colectivos luego del 1 de octubre, y aseguró que los instrumentos legales ya están vigentes mediante la ordenanza aprobada que prorroga el servicio hasta el 31 de diciembre.

“Si continúa el paro enviaremos una carta documento a los ministerios de Transporte nacional y al de Economía provincial para que suspenda los subsidios a las 4 empresas que prestan el servicio en las 6 líneas de Resistencia”, puntualizó.

Aseguró que “los empresarios hacen paro para exigir otras cosas para trabajar, pero no hay nada que hablar, está aprobada la ordenanza y la resolución para que cada línea trabaje con normalidad”.

Y sumó respecto a la UTA: “Acá es el único lugar donde el sindicalista hace paro para proteger al empresario, cuando suele ser el revés. Cuando hay problemas van a las empresas y hoy vienen al Municipio. Esto pasa cuando algunos sindicalistas se transforman en empresarios”.

Y sobre la nueva licitación sumó: “Se hizo un trabajo responsable en el proceso licitatorio que fue aprobado por el Concejo Municipal, por primera vez los ediles participaron y aprobaron el pliego, hubo 5 audiencias públicas donde se dieron a conocer un montón de beneficios a los usuarios”, dijo.

Más temprano, a través de su cuenta de Twitter, Martínez había repudiado el paro convocado por empresarios que dejó sin colectivos urbanos a la ciudad de Resistencia.

Afirmó que afecta a miles de usuarios y lo calificó como una medida arbitraria y unilateral de algunas empresas prestatarias del servicio que tiene un único resultado, el afectar a los vecinos de la ciudad.

“Quiero ser muy claro: no vamos a ceder a ninguna presión y continuamos con las transformaciones de fondo que necesita Resistencia. El proceso de licitación para el nuevo sistema de transporte es público y transparente. Ni un sector tiene la potestad de limitarlo”, dijo.

Y aclaró que “van a encontrar siempre en este Intendente el diálogo y el consenso como únicas herramientas para resolver los conflictos”.

“Afectar a la mayoría por intereses sectoriales no es el camino para construir la ciudad que todos queremos”, subrayó.

 

Compartir