Hinchas de Talleres desalojaron a los tiros un piquete que les impedía llegar a Resistencia

Ocurrió en General Obligado, Santa Fe. Testigos definieron el enfrentamiento como “una guerra campal, a machetazos, tiros y agresiones con armas blancas”.

Un feroz enfrentamiento armado entre piqueteros que cortan la Ruta Nacional 11, en el extremo norte de esta provincia, y centenares de simpatizantes de Talleres de Córdoba, que se dirigían a Resistencia, Chaco, para presenciar el cotejo que esta tarde disputarán el conjunto cordobés e Independiente, dejó el saldo de por lo menos 15 heridos, algunos de gravedad, entre hinchas y manifestantes.

Según los primeros informes, la que muchos testigos definieron como “una guerra campal, a machetazos, tiros y agresiones con armas blancas”, se produjo pasadas las 10.30 de este miércoles en el ingreso a la localidad de Tacuarendí, departamento General Obligado, 423 kilómetros al norte de esta capital.

En ese lugar arribaron con destino a la vecina provincia de Chaco unos 14 micros con simpatizantes cordobeses y una decena de vehículos particulares que integraban la caravana que ya se encontraba a unos 120 kilómetros de la capital chaqueña. Pero en ese lugar, los viajeros se encontraron con un piquete sobre la ruta, que les impedía el paso. Ese grupo, que protesta por el retiro de los planes sociales, como viene ocurriendo en todo el país, está integrado por manifestantes del denominado “Movimiento Teresa Rodríguez” (MTR).

Cuando los hinchas de Talleres arribaron al lugar y se encontraron con el piquete que les impedía continuar el viaje, comenzaron las negociaciones que con el correr de los minutos no arribaron a un entendimiento dado la intransigencia de los manifestantes y la prepotencia de los cordobeses.

Los informes a los que tuvo acceso LA NACION indican que en el lugar había una formación policial de apenas 4 efectivos, los que al comprobar que la situación se desmadraba solicitaron refuerzos.

Sin embargo, de ambas partes comenzaron las agresiones y el descontrol fue en aumento, que solo se detuvo ante el arribo de las ambulancias y más efectivos policiales. Estos debieron utilizar balas de goma en un desesperado intento por frenar la violencia.

Tras unos minutos de violencia, las ambulancias del servicio de emergencia provincial de la zona comenzaron a cargar heridos, los que fueron trasladados hasta el hospital de Villa Ocampo, próximo al lugar donde se registraron los enfrentamientos.

Alrededor de las 11, se indicó que hay heridos con armas de fuego y armas blancas, algunos de los cuales se encuentran en terapia intensiva dada la gravedad de sus cuadros clínicos.

En el hospital de esa ciudad se estaba elaborando la lista de pacientes internados, lo que la policía informará en las primeras horas de la tarde, según se anticipó.

Luego de una hora de transcurrido el enfrentamiento, la mayoría de los simpatizantes de Talleres pudo continuar viaje. La policía procedió a efectuar la identificación de los revoltosos pero no se registraron detenciones por el momento.

El piquete también proseguía este mediodía, aunque había intención de levantarlo a media tarde. El MTR cortaba la circulación vehicular por 30 minutos en cada sentido de circulación, según la protesta en curso. En este caso, de los aproximadamente 200 manifestantes, en su gran mayoría mujeres y niños.

El cotejo por la Copa Argentina, entre Independiente y Talleres, por los cuartos de final de ese torneo, se jugará a partir de las 16 de hoy, en el estadio de Sarmiento, de la capital chaqueña.

Ahora, autoridades policiales de la provincia de Santa Fe se encuentran reunidas evaluando lo sucedido para luego encarar un nuevo operativo de seguridad en la Ruta Nacional 11, para esta noche, cuando la caravana de hinchas regrese a Córdoba.

FuenteLa Nación
Compartir