Un avión que viajaba a Corrientes debió realizar un aterrizaje de emergencia en Misiones

Este martes por la mañana una aeronave debió realizar un aterrizaje de emergencia en el Aeroclub de la localidad de Apóstoles, Misiones. Había partido desde el Aeropuerto de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires rumbo al Aeroclub Virasoro, en el noreste de Corrientes. Se rompió al aterrizar y no había dado aviso de que utilizaría esa ruta de viaje.

Un avión que se dirigía hacia la vecina provincia tuvo que aterrizar de repente en tierra misionera este martes por la mañana. Las autoridades aclararon qué pasó e iniciaron una investigación. El problemático aterrizaje de una aeronave en el aeroclub de Apóstoles rompió el cronograma de vuelos ya que culminó con daños materiales y debieron realizar un arduo trabajo para liberar la pista.

Según indicaron fuentes locales, no hubo heridos y, según las autoridades, no estaba prevista su llegada, por lo que descartaron el aterrizaje de emergencia y atribuyeron el incidente debido a un problema de visibilidad.

El personal policial local debió acudir, cerca de las 9.30, junto a los Bomberos para trabajar preliminarmente en el lugar. Los tripulantes, en tanto, fueron identificados como Juan Vera y Andrés Santillán, con los pasajeros Ferulano Carminatti, Pablo Ramón, Ajay Patel, Kaushal Patel y Juan Gómez, dos de ellos de nacionalidad india y otro español, quienes no resultaron lesionados y se dirigieron a Gobernador Virasoro en un vehículo que los esperaba en el predio.

En conversación con Radioactiva 100.7, el encargado del aeroclub, Matías Safrán, aclaró que, “no hubo despiste y no fue de emergencia, el avión quedó en el medio de la pista. Aparentemente, no había visto bien el eje de pista”.

En relación a las pesquisas sobre lo ocurrido con el avión Aero Commander, el entrevistado explicó que por tratarse de un incidente sin heridos, “pedí que la Junta de Investigaciones me libere el avión lo más rápido posible”. Esta tarea se realizó con una grúa para mover la aeronave y “quede fuera del margen de la pista y la franja de seguridad”.

En cuanto a los daños materiales, mencionó que al avión “se le rompió el tren de aterrizaje de un lado, el tren principal. Eso hace que se rompan otras partes del avión como ser la hélice que toca la turbo hélice y la hélice toca en la pista”.

“Este avión se aproximó, se lo escuchó, después no lo escuché más y al ratito vemos que aproxima a la pista, no alineado al eje de pista sino de costado. Cuando se alinea en el eje de pista ya hace el toque en la pista. Ahí es donde rompe el tren de aterrizaje”, explicó.
Según consignaron fuentes policiales, Apóstoles era la única pista autorizada de la zona sur para recibir aeronaves privadas de pequeñas y medianas ante el cierre del aeropuerto de Posadas.

En este contexto, Safrán aseguró que, normalmente, los pilotos se comunican una hora antes pero, “no se pudieron comunicar conmigo y no tenía información de este avión que venía. Se mandó de Buenos Aires para Apóstoles sin tener noticias del clima y demás de la situación de Apóstoles”.

“Después que despega ese avión escuchamos pasar esta aeronave por acá arriba, yo la verdad que desconocía, no sabía ni qué aeronave era ni de dónde provenía”, aseguró.

“Nosotros buscamos una frecuencia local pero en ese momento no la tenía en funcionamiento porque no teníamos aviones previstos para esa hora. Aparte, teníamos otro Lear 60 que tenía que venir, que estaba en Ezeiza parado, que yo lo tenía frenado al despegue para cuando estén las condiciones dadas para aterrizar acá en Apóstoles”, contó.

Según comentó Safrán, el error fue no insistir en la comunicación. Por otro lado, al ser consultado sobre las actuaciones a seguir, comentó que le solicitaron imágenes del avión, fotos de la situación del mismo y que luego de retirarlo de la pista “la Junta de investigación y la propietaria del avión verán cómo sigue sus pasos para repararla y seguir con su tratamiento con la Junta, eso ya no nos compete a nosotros”, finalizó.