Dirigentes del Frente de Todos respaldaron a Cristina con un acto en Parque Lezama

Los mensajes principales del encuentro fueron el repudio al ataque sufrido por Cristina, la condena de los discursos de odio y la necesidad de ratificar "el pacto democrático" que rige desde el retorno de la democracia en 1983. La convocatoria estuvo organizada bajo el lema “El pueblo cuida a Cristina, Cristina cuida al pueblo”.

(Foto: Página 12)

Dirigentes, legisladores, militantes y simpatizantes del Frente de Todos (FDT) de la ciudad de Buenos Aires se congregaron este sábado en Parque Lezama, en respaldo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tras el intento de asesinato que sufrió días atrás en la puerta de su domicilio, y coincidieron en repudiar el ataque a la exmandataria, condenar los discursos de odio y en la necesidad de ratificar “el pacto democrático” que rige en Argentina desde 1983.

“Estamos acá para abrazar una vez más a Cristina. Tenemos que hacer un país en el cual no sea posible que un grupo de inadaptados y locos piense que puede atentar contra la vida de la Vicepresidenta. Sabemos que a las 21 de la noche del 1 de septiembre pasado se rompió el pacto democrático, algo que creíamos saldado y sin grietas”, señaló la portavoz de la Presidencia Gabriela Cerruti, una de las oradoras principales que tuvo este acto.

En las primeras horas de la tarde, las escalinatas del Parque se llenaron de familias, militantes y jóvenes manifestantes que concurrieron a esta convocatoria organizada bajo el lema “El pueblo cuida a Cristina, Cristina cuida al pueblo”.

Al proseguir con su alocución, la funcionaria nacional afirmó que el pacto democrático establecido en diciembre de 1983, “se fundó por la lucha de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, y pensábamos que nunca iba a estar en juego”.

“Hablamos de discurso de odio y siento que le quitamos ideología. Es un discurso de la ultraderecha que tiene además intereses económicos y que muchas veces se monta en situaciones que los países atraviesan para buscar adhesiones en los sectores más desposeídos”, remarcó Cerruti.

La portavoz recordó que la presidenta del principal partido de oposición, el PRO, “no fue capaz de repudiar el atentado”, en una clara referencia a la exministra de Seguridad Patricia Bullrich.

“Tres cosas que sabemos. Cristina está viva; la justicia está investigando y hay dos presos; y por ahora no sabemos por qué y cómo se llevó adelante este ataque. El agresor no es un extraterrestre, sino un pibe como cualquier otro metido en un discurso de odio”, indició sobre Fernando Sabag Montiel, acusado de haber intentado asesinar a la expresidenta.

A su turno, el senador nacional del FdT y titular del Partido Justicialista de CABA, Mariano Recalde, criticó al fiscal Diego Luciani, quien pidió en el juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz doce años de condena para la expresidenta, al afirmar que es un funcionario “misógino, patriarcal y amigo” del expresidente Mauricio Macri.

“En su alegato transmitido en cadena nacional dijo una sarta de improperios, de discursos políticos berretas plagados de frases hechas del gorilismo. Eso generó la reacción de un pueblo que se harto de provocaciones”, sostuvo Recalde.

Y en ese sentido, agregó: “El 1 de septiembre despertaron al pueblo democracia que se harto y que ya le dijo muchas veces no a la violencia. Pensaban que con estas maniobras nos iban a debilitar y nos fortalecieron. La unidad está más fuerte que nunca en Argentina y en CABA también. Vamos a seguir en la calle”, aseguró.

Por su parte, el diputado nacional Leandro Santoro afirmó que la convocatoria tenía el propósito de “defender a Cristina”, quien “representa algo más que un nombre propio”.

“Cristina dejó de ser patrimonio del peronismo para ser patrimonio de Argentina, porque expresa un proyecto de país y una forma de democracia, la pasión que une estas generaciones. Está lucha se vincula con una lucha más profunda que es la de ampliación de derechos y una Patria soberanía. Pensaron que iban a poder doblegarnos porque hicieron creer a un sector de la sociedad que eran reales. Metieron preso a Lula (Da Silva) en Brasil; hicieron lo mismo con (Rafael) Correa en Ecuador, y quisieron hacer lo mismo con Evo (Morales) en Bolivia. La diferencia es que acá existe un movimiento popular que no va a permitir semejante atropello”, advirtió.

El legislador consideró además que el juicio que se sigue contra la exmandataria es un proceso “arbitrario” sin un tribunal “imparcial”.

“Somos el espacio político de los DD.HH. Al odio en Argentina, provenga de dónde provenga, FdT y el campo popular le van a levantar la bandera de Cristina y más alto la celeste y blanca para garantizar una argentina para todos y todas”, subrayó.

El titular del Congreso del PJ porteño Víctor Santa María recordó la lucha de su generación dentro del peronismo y remarcó que Cristina es “para muchos nosotros el futuro, la posibilidad de una Argentina diferente”.

“Cristina es pueblo nos defiende, nos incluye en el proyecto popular. Gracias Cristina y gracias por la lucha que estamos dando”, expresó.

La socióloga feminista Dora Barrancos fue recibida en el escenario con una gran ovación y muestras de cariño, y expresó en su discurso que el intento de asesinato a la vicepresidenta fue en realidad “una tentativa de magnifemicidio”. “Los odiantes nos soportan que un cuerpo femenino tengo la calidad de inteligencia, de convicciones y de coraje de Cristina. No lo soportan”, afirmó.

Además, subieron al escenario durante el tramo final del acto el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Garantías y Antidiscriminación de la Legislatura porteña, Victoria Montenegro, el secretario de Comercio, Matias Tombolini y el diputado nacional Itai Hagman, entre otros.

Por otra parte, el juez Juan Ramos Padilla y el funcionario bonaerense y dirigente peronista, Jorge Rachid, convocaron a una movilización que se llevó a cabo esta tarde en Parque Patricios, donde se manifestaron contra de “la persecución política, judicial y mediática a Cristina y demás compañeros”.

Según expresó Rachid en las redes sociales, esta convocatoria se inscribe en una iniciativa que propone a concentrarse “cada 15 días en una plaza distinta hasta que renuncie la Corte”.

“Han incitado al odio y la violencia a partir de un diseño estratégico de golpes de estado y debilitamiento del movimiento nacional y popular y proscripción del peronismo”, criticó Rachid en el acto.

Además, en ese marco, el juez advirtió que “la persecución a Cristina” comenzó hace diez años y cuestionó a la Corte Suprema y pidió que sea removida.

 

VIATélam
Compartir