El Banco Central cerró la jornada con compras por US$ 140 millones

El Banco Central (BCRA) cerró este martes su participación en el mercado cambiario con compras netas por US$ 140 millones, el segundo mejor dato diario desde finales de junio, de la mano de las primeras operaciones de "dólar soja" que se liquidaron en el mercado mayorista, según fuentes de mercado.

Banco Central de la República Argentina

Después de su implementación en la medianoche del domingo, el lunes comenzaron a pautarse los contratos de venta de soja con la cotización a $200 para las operaciones de venta de soja y sus derivados en el mercado de granos que, recién este martes, empezaron a verse en el mercado cambiario.

“Ayer hubo operaciones entre las cerealeras y los productores y hoy empezaron a volcarse al mercado de cambios. Esto recién empieza a funcionar así que seguirá en los próximos días”, explicaron a Télam desde el BCRA.

En ese sentido, el volumen operado en el segmento de contado alcanzó los US$ 870,6 millones, más del doble del promedio diario de las últimas semanas, lo que evidencia un mayor flujo de liquidaciones

“Hoy comenzaron a registrarse operaciones con el “dólar soja”, con un volumen superior a los US$ 320 millones. El BCRA terminó la jornada con compras por unos US$ 140 millones”, informó el analista de cambio en PR, Gustavo Quintana.

El Banco Central evitó vender divisas en 17 de las últimas 18 jornadas hábiles y si bien sumó casi US$ 450 millones desde el 10 de agosto, no pudo evitar cerrar agosto con un saldo negativo de US$ 525 millones por su intervención en el mercado de cambios.

Según proyecciones del sector privado, la combinación de una mayor liquidación de exportaciones del complejo sojero y una menor demanda de importación de energía, una vez que quedaron atrás los días de más bajas temperaturas, podrían dejar unos US$ 2.000 millones extras al BCRA con los que acumular reservas en las próximas semanas.

El presidente del BCRA, Miguel Pesce, confirmó a Télam días atrás que, después de que la importación de energía demandara pagos por más de US$ 2.000 millones en julio, “en agosto hubo menos de 1.000 millones de dólares de importación de energía” y que si bien “todavía no está la proyección para septiembre, seguramente van a ser menos de US$ 900 millones”.

“Por suerte, la Secretaría de Energía va disminuyendo semana a semana sus proyecciones de importaciones”, aseguró Pesce en esa oportunidad.

“La propuesta del complejo sojero de US$ 5.000 millones cumple con las expectativas que teníamos. Sin contar este compromiso, nosotros calculábamos unos 2.500 millones de dólares en exportaciones del complejo. Ahora va a haber 5.000 millones de liquidaciones”, dijo.

Al respecto, la expectativa del “dólar soja” habría demorado exportaciones por unos US$ 1.200 millones en los últimos 90 días, por lo que el nuevo esquema anunciado por el ministro de Economía, Sergio Massa, “podría atraer a la liquidación de una buena parte de lo retenido”, señaló un informe de la administradora de fondos MegaQm.

“La oferta adicional para septiembre (más cereales y menos combustibles) podría rondar los u$s 1.500/2.000 millones”, señaló el informe.

Hasta la semana pasada estuvo vigente el esquema “70/30” para la venta de soja, que permitía a los productores comprar dólares a tipo de cambio “ahorro” con el 30% de los pesos que obtuvieran de la venta y, con el 70% restante, depositarlos en una cuenta con pago de interés diario ajustado a la evolución del tipo de cambio.

En total, el esquema registró cerca de 400 operaciones por unos $3.360 millones, equivalentes a menos de 240 millones de dólares, por lo que el Gobierno decidió avanzar con la nueva propuesta de dólar diferenciado a $ 200 para exportaciones del complejo sojero.

A esto se sumó la decisión del BCRA de extender la validez de las llamadas “cuentas chacareras” para los productores que exporten productos del complejo de la soja, tanto sea el grano como aceite en bruto, refinado, pellets de cáscara de soja harina de tortas, pellets de soja, tortas y demás residuos de la extracción de aceite de soja, biodiesel y sus mezclas obtenido del aceite de soja.

La ventaja de este tipo de depósitos es que no solo pagan un interés diario igual a la variación del tipo de cambio sino que, a diferencia de un plazo fijo, los titulares pueden acceder a los fondos depositados en cualquier momento, sin tener que esperar los 30 días – como mínimo – tiene un plazo fijo.

VIATélam
Compartir