Subsidios: miles de usuarios se bajaron del beneficio para poder comprar dólares

En una situación inédita en este contexto de bolsillos flacos, un grupo muy importante de usuarios de energía eléctrica que habían pedido subsidios, se bajaron del beneficio para no perder la posibilidad de comprar dólar ahorro. Desde que se filtró que el Gobierno nacional vedará el acceso a dólar ahorro a los que conserven la asistencia, salieron del registro 18.000 personas que se habían anotado.

El dato surge de la Secretaría de Energía, que midió que en las 72 horas posteriores a que desde el Gobierno Nacional se deslizó que se tomaría esa decisión – no confirmada ni oficializada aún – 18 mil usuarios de la electricidad que se habían anotado en el registro pidiendo conservar la asistencia del Estado por no tener ingresos suficientes para pagar tarifa plena, se bajaron para poder comprar divisas.

“Se da justo cuando al sistema están ingresando todos y no está saliendo nadie”, dijo a Página I2 Walter Martello, nuevo director del Ente Regulador de la Electricidad (ENRE), quien aseguró que “el sistema permite modificar datos, pero acá lo que pasó es que gente que había pedido el subsidio, se bajó automáticamente”.

Al día de hoy, según los registros del Gobierno, hay 7,3 millones de personas de todo el país que pidieron mantener el subsidio y 4,5 que ya quedaron sin la asistencia por no calificar por ingresos. Se especula con que el total son 11 millones de usuarios residenciales.

La decisión del Gobierno, que anunciará el Banco Central (BCRA), de no venderles dólares a los que pidan subsidios a los servicios, quedará compensada con otra decisión paralela. Se analiza dar de baja la traba que había para aquellos trabajadores de empresas que hubiesen pedido ATP para el pago de salarios. Todos esos empleados, hasta ahora, no podían comprar dólar ahorro, pero dentro de unos meses podrían volver a hacerlo. De todos modos, lo que primará es el dato del pedido de subsidios.

Martello aseguró a este diario que, además, buscan un nuevo perfil “más territorial” en el ENRE, para que los usuarios que por falta de conectividad no pudieron inscribirse, como jubilados y personas sin acceso a la tecnología, puedan retener el beneficio, incluso después de recibir facturas que probablemente tengan incremento. “Además, vamos a fortalecer el pedido de tarifa social, porque vemos que hay muchos sectores que no están incluidos, por falta de información”.

En el Gobierno estiman que recién en el mes de octubre podrían llegar las primeras facturas de servicios que reflejen la quita de subsidios que se decretó en el marco de la segmentación de la asistencia.

VIApagina12.com.ar
Compartir