Mejores viviendas y aporte circular a la economía: Desarrollo Social entregó tarjetas para refacciones habitacionales

Con Mejor Techo, Mejor Vida, 200 familias más accedieron a recursos no reintegrables destinados a mejoras en sus viviendas. Los fondos se vuelcan en comercios locales y en trabajadores y trabajadoras de la construcción.

La ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana, acompañada de Santiago Pérez Pons, titular del Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura, encabezaron este lunes en el polideportivo Jaime Zapata, el acto de entrega de 200 tarjetas más del programa Mejor Techo, Mejor Vida.

Se trata de aportes económicos de emergencia no reintegrables, sujetos a rendiciones de cuentas, destinados a refacciones o ampliaciones de viviendas para 200 nuevas familias chaqueñas en situación de vulnerabilidad social.

La Unidad Ejecutora de Políticas Sociales, por medio de sus equipos técnicos y sociales y los de distintas subsecretarías de la cartera social llevan realizando relevamientos en 142 barrios populares, detectando casos de personas y grupos familiares que necesitan de la ayuda estatal para mejorar su calidad de hábitat. De esta manera ya son 600 familias las que forman parte de Mejor Techo, Mejor Vida, en distintas localidades provinciales.

Entre los requisitos de quienes se incorporan al programa están, ser personas mayores de 18 años que cuenten con el Certificado de Registro Único de Beneficiarios y Beneficiarias del Hábitat-RUBH, priorizando aquellos hogares donde residen personas con discapacidad, embarazadas, madres de siete hijos, adultas o adultos mayores, para obtener los recursos para la ejecución de obras de infraestructura social básica. que resuelvan las situaciones de emergencia por déficit de calidad habitacional en que se encuentran.

Los recursos se utilizan exclusivamente en refacciones, mejoramiento y ampliación de las casas, de conformidad con las opciones de obra determinadas por el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura, siempre vinculadas a mejorar las condiciones de la vivienda familiar, donde reside de modo permanente la o el titular de derecho.

El 70 por ciento de lo que se otorga es para la compra de materiales, que se acredita mediante una tarjeta Tuya del Nuevo Banco del Chaco, mientras que el restante 30 por ciento, una vez realizada la compra de los materiales de construcción y de acuerdo al reporte de la entidad bancaria, se acreditará pudiendo retirar efectivo a fin de pagar la mano de obra a trabajadores y trabajadoras de la construcción, generando automáticamente una importante movilización en ese sector, tanto para obreros como para comercios locales del rubro.

La ministra María Pía Chiacchio Cavana acompañó la entrega de las tarjetas a casos muy sensibles, como los de personas con discapacidad y de adultos mayores, y expresó lo siguiente: “este programa es una muestra de un Estado que llega adonde se lo necesita, saber que hoy podemos garantizarles el derecho a que mejoren sus casas a todas estas familias, es hablar de verdadera inclusión social, ya que con Mejor Techo, Mejor Vida, el gobierno provincial está dando un salto cualitativo a la calidad de vida de más familias chaqueñas”.

A su turno el ministro Santiago Pérez Pons dijo: “continuamos implementando políticas de mejoramiento habitacional para sumar a más familias chaqueñas que se encuentran atravesando situaciones difíciles. Sabemos que uno de los objetivos de cada familia es contar con su vivienda, con su lugar de pertenencia”.

También afirmó el titular de Planificación, Economía e Infraestructura que “con este programa se genera empleo para el sector de la construcción, ya que el 70% del beneficio es destinado a la compra de materiales y el otro 30% puede ser utilizado para mano de obra”, sintetizó.

PROTAGONISTAS

Pilar, una de las titulares de los aportes agradeció la puesta en funcionamiento de Mejor Techo, Mejor Vida, ya que implica una mirada especial desde el Gobierno hacia las familias de escasos recursos.

“Al ser la mayoría de nosotros trabajadores informales, no tenemos acceso a un crédito, por lo que si no hubiese sido de esta manera, las mejoras serían imposibles de hacer”, explicó.

En la misma línea, Rosa Segovia consideró esenciales las iniciativas de esta naturaleza, en razón de su espíritu inclusivo. “Nuestro derecho a vivir más cómodos, a mejorar nuestro bienestar son posibles con estos aportes, tener una habitación más, mejorar el baño es tan necesario para el día a día”, cerró.

Participaron de la actividad, el subsecretario de Personas Adultas Mayores, Atilio García Plitcha, la subsecretaria de Planificación Estratégica Financiera, Mariana Hassan, coordinadora General de la Unidad Ejecutora de Políticas Sociales, Rocío Domínguez.

Compartir