El juicio oral por la causa Lavado I entra en su etapa final

El Tribunal Oral Federal de Resistencia resolvió que la jornada con el último turno de dúplicas de las defensas de los imputados se realice este miércoles 31 de agosto. Por otro lado, el 14 de septiembre se escucharán las últimas palabras de los acusados antes del dictado de la sentencia.

El juicio oral contra ex funcionarios de la provincia del Chaco acusados por lavado de dinero de la corrupción ingresa en su etapa final. Es que el Tribunal Oral Federal (TOF) de Resistencia fijó para este miércoles 31 de agosto, a las 9, la jornada para el último turno de las dúplicas de las defensas, que la semana pasada continuó con las exposiciones de la abogada de Roberto Lugo, Olga Mongelós; y de Cristina Dellamea, Jorge Alcántara. En ese contexto, el tribunal fijó la fecha del 14 de septiembre para comenzar a escuchar las últimas palabras de los imputados antes del dictado de la sentencia, que sería la primera del país en un juicio oral por lavado de dinero proveniente de la corrupción.

Durante la semana que pasó, la abogada de Lugo cuestionó la etapa de instrucción y pidió la nulidad de todo lo actuado ya que, según señaló, “no hubo ninguna refutación” durante las réplicas del Ministerio Público Fiscal al planteo respecto de la adulteración de los documentos públicos de Prefectura Naval que dieron nacimiento a la investigación, a principios de 2018. En ese sentido, la letrada consideró que “hay una aceptación tácita de parte del Ministerio Público, es el consentimiento al planteo de la defensa”.

Por el lado de Dellamea, Alcántara objetó el contenido de la réplica de la fiscal Indiana Garzón y pidió la nulidad al considerar que la acusación contra su defendida fue “genérica” e “imprecisa”. Además, el abogado señaló que el análisis de las pruebas se dio en la réplica y no durante el alegato fiscal.

Vale recordar que el Ministerio Público Fiscal ya había solicitado condenas de quince años de prisión para el exsecretario general de la Gobernación del Chaco, Horacio Rey; el exministro de Desarrollo Social, Roberto Lugo y el exadministrador del Fideicomiso de Pauta Publicitaria Oficial (Fappo), Gustavo Katavich. A todos se los acusa como coautores del delito de lavado de activos agravado por ser funcionarios públicos y por integrar una organización dedicada a ese delito con habitualidad.

Para los otros trece imputados se pidieron penas que van de los 13 a los tres años por el distinto rol que cada uno de los acusados ocupó en la presunto organización criminal que se apropió ilegalmente de recursos públicos y los ingresó al circuito legal a través de distintas operaciones de lavado como la compra de bienes inmuebles, vehículos automotores, embarcaciones, pagos de servicios y capitalización de empresas.

El tribunal de juicio está integrado por los jueces Eduardo Belforte, Rubén Quiñones y Enrique Bosch. En tanto, el equipo del Ministerio Público Fiscal está encabezado por el fiscal general Federico Carniel, quién está acompañado por sus pares Carlos Gonella, fiscal federal de Córdoba y ex titular de la Procuraduría de Criminalidad Económica (Procelac), e Indiana Garzón, fiscal federal de Santiago del Estero.

 

Compartir