Cristina Kirchner denunció represión policial de la Ciudad a los miles de militantes que se acercaron a su casa

Mientras los militantes se acercaron a la casa de Cristina Kirchner para brindarle su apoyo - tras el pedido de condena del fiscal Diego Luciani - y otros pocos también se agruparon en el cruce de las calles de Juncal y Uruguay pero para insultar a la vicepresidenta, la Policía de la Ciudad decidió reprimir con gases lacrimógenos la movilización de los simpatizantes del Frente de Todos e incluso arrestar a un diputado provincial.

Así lo denunció la propia vicepresidenta, quien comentó que la fuerza de seguridad que responde al gobierno porteño cargó contra los “ciudadanos y ciudadanos que se acercaron a Juncal y Uruguay como muestra de apoyo frente a los insultos de un grupo de energúmenos macristas”.

“Jamás, ningún militante ni simpatizante de nuestro espacio político ha ido al domicilio de ningún dirigente macrista a insultarlos. Ni a la casa de Macri, ni a la de Rodríguez Larreta, ni a la de Bullrich o Vidal”, añadió Cristina Kirchner en un hilo de Twitter.
Y completó: “Son muy, pero muy violentos… y cuando son menos, la policía de Rodríguez Larreta se suma a la agresión contra mi persona. Nunca fueron ni serán democráticos”

Incidentes

Pasadas las 20 horas, la Policía de la Ciudad comenzó a reprimir a los manifestantes que defendían a la expresidenta. Muchos de ellos fueron golpeados con palos y recibieron ataques con gas pimienta y gases lacrimógenos, situación que provocó la reacción de la propia Cristina Kirchner, quien utilizó sus redes sociales para condenar el accionar policial.

Sin embargo, los militantes no abandonaron el lugar y continuaron manifestándose. “Estoy acá por Cristina a muerte. Tenemos que movilizarnos todos. (El pedido del fiscal) me la tomé muy mal, pero era algo inevitable. Ahora tenemos que unirnos todos para evitar que (la detención de Cristina Kirchner) suceda”, sentenció una mujer entrevistada por uno de los medios de comunicación presentes en el lugar.

Por otro lado, un hombre que recién llegaba a la concentración, expresó su preocupación por “la situación de la Justicia” y “nuestro sistema democrático”.

“Vinimos a bancar a Cristina. Me preocupa la situación de la Justicia, de nuestro sistema democrático, que uno de los tres poderes se genere persecución hacia líderes populares. Podés estar de un lado o del otro, pero justamente eso es lo que se dirime en las elecciones”, explicó.

Y agregó: “Varios compañeros plantearon acercarse a la casa de la expresidenta para apoyarla y expresar el afecto que le tenemos. Somos quienes recibimos su presidencia con muchísima satisfacción”.

Por otro lado, una socióloga y exprofesora que vestía una remera negra con la foto de Eva Perón exclamó: “Estamos defendiendo a Cristina, ¿qué más vamos a estar haciendo?.”

“Esto es una muestra de lo que hacen todo el tiempo del año 55´ para acá, Estos son los hijos de las mierdas de los gorilas. Yo defiendo a Cristina Kirchner porque representa mi proyecto de Patria nacional. Yo soy absolutamente argentina y soy peronista desde la cuna”, continuó.

Por último, la militante señaló que “defiende la libertad” y opinó que actualmente hay “mucha desigualdad”. “Todo lo que se produce en el país se lo llevan cuatro o cinco, no quiero una patria así para mis nietos”, concluyó.

Asimismo, otro militante pidió que el presidente Alberto Fernández se acerque a la manifestación para “defender” a la dirigente del Frente de Todos, “más allá de la carta” que publicó en redes sociales.

“Hay que apoyar a la compañera Cristina, se hacen muchas cosas malas con ella. Esto es un movimiento para cerrarle la puerta y perder todos los derechos que ganamos con ella. Se están llevando puesta a la democracia”, sostuvo.

Mientras aumentaba la presencia de manifestantes que condenaban la decisión de los fiscales de la causa Vialidad, los efectivos policiales crearon un cordón para mantener separados a ambos bandos.

VIApagina12.com.ar
Compartir