Licitación pública: Desarrollo Social tendrá un nuevo y moderno edificio con una inversión superior a los $1.000 millones

Por primera vez, la cartera social contará con un inmueble propio, ubicado en avenida Piacentini y calle Gabriel Carrasco de Resistencia. Abarcará una superficie de 7.524 metros cuadrados. Tras la apertura de sobres, las obras iniciarían en octubre.

El gobernador Jorge Capitanich, la vicegobernadora Analía Rach Quiroga y la ministra de Desarrollo Social, Pía Chiacchio Cavana, abrieron los sobres con ofertas de licitación para la construcción del primer edificio propio de la cartera social.

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, junto a la ministra de Desarrollo Social, Pía Chiacchio Cavana, abrieron este lunes los sobres con ofertas de licitación para la construcción del primer edificio propio de la cartera social. “Con un buen edificio, equipamiento tecnológico y capacitación continua, jerarquizamos la carrera de las y los trabajadores y potenciamos la calidad de las políticas públicas para promover más equidad”, dijo el mandatario en compañía también del ministro de Planificación, Economía e Infraestructura Santiago Pérez Pons.

La obra, para la que se presentaron dos ofertas, demandará una inversión de $1.095.339.082 con financiamiento de la cartera de Economía y se ejecutará en un plazo de 12 meses. Será emplazada en un inmueble de 7.523 metros cuadrados, ubicado en avenida Piacentini y calle Gabriel Carrasco de Resistencia. La obra comenzaría a ejecutarse en septiembre u octubre próximo. “Será un moderno edificio, donde interactuarán el teletrabajo con los efectores directos, con infraestructura tecnológica y comunicacional, en el marco de una fuerte inversión que estamos realizando en modernización estatal”, enfatizó el gobernador.

Dijo además que se trata de un evento “muy trascendente” para la cartera social, la cual asumió jerarquía ministerial en 2007 (con su primera gestión provincial) y desde entonces inició un camino de consolidación de la infraestructura social para asistir a los grupos más vulnerables. “Empezamos primero por los que más necesitan, desde niños y niñas a las y los adultos mayores; empezamos por los últimos para llegar a todos”, apuntó Capitanich.

Fue así que de 125 efectores sociales iniciales se llegará a 220, incluyendo la construcción de 48 centros de desarrollo infantil para albergar a unas 5 mil niñas y niños.

Centros integradores comunitarios (CIC), residencias para adultos mayores, centros de integración y fortalecimiento familiar (CIFF) y espacios convivenciales alternativos, son algunos de los múltiples edificios ejecutados durante esta gestión para asistir a los grupos más vulnerables. “Quiero felicitar a la ministra Pía y a todo el personal por el trabajo que realizan; Desarrollo Social es el brazo solidario del Estado que está siempre presente para cuidar y proteger a niños, niñas, adolescentes y toda persona en situación de vulnerabilidad”, sostuvo el mandatario.

Por todo ello, Capitanich sostuvo que luego de garantizar espacios de contención para los grupos vulnerables, era indispensable avanzar con la casa propia para las y los trabajadores de Desarrollo Social. Y añadió que esto se enmarca en un conjunto de políticas para eliminar en 2023 los alquileres y lograr que todas las dependencias estatales funcionen en edificios propios, optimizando así los recursos del Estado.

 

“Un edificio moderno que se ajusta a los tiempos que corren”

La ministra Pía Chiacchio Cavana indicó que en estos años de gestión, Desarrollo Social atravesó un proceso de fuerte inversión en infraestructura para mejorar cada uno de los servicios que lleva adelante. “No sólo refaccionaremos todos los centros de fortalecimiento familiar, sino que en un año y medio vamos a duplicar la capacidad de centros de desarrollo infantil de la provincia, lo que constituye una verdadera revolución en cuanto a políticas de primera infancia”, dijo a modo de ejemplo.

Al listado de obras se suma también la refacción de los 52 centros integradores comunitarios y los tres espacios convivenciales alternativos para niños, niñas y adolescentes, además de la refacción de las residencias de adultos mayores y juveniles. “Y hoy les toca a las y los trabajadores que por primera vez tendrán casa propia; son 4 mil trabajadores distribuidos en 337 oficinas que ahora podrán trabajar mejor, en un edificio moderno que se ajusta a los tiempos que corren”, resaltó.

Por su parte, el ministro Pérez Pons remarcó la importancia de la obra y el trabajo de los trabajadores de la cartera social. “Estamos respondiendo a un anhelo muy grande de todo el personal, que día a día atiende con mucha responsabilidad y dedicación a las poblaciones más vulnerables. Es una forma de retribuir la gran labor que realizan. Cientos de personas hoy desempeñan sus tareas en distintas oficinas que son alquiladas, por lo que tener el edificio propio permitirá un importante ahorro y será una reivindicación histórica”, dijo.

 

Compartir