Es ley la creación de un programa para la reconversión laboral de los canillitas: “Hoy, lo requieren”

El avance de los medios tecnológicos sumado a los propios por pandemia, dejó números en rojo para el sector de canillitas: de 400 trabajadores en las calles quedaron 120, de 50 kioscos revisterías hoy solo hay 8. La reconversión de canillitas a partir de un programa de capacitación, en paralelo al pago de una asignación a cargo de Desarrollo Social, se convirtió en ley este miércoles por el voto unánime y con la presencia de la cúpula sindical de Canillitas y de los trabajadores.

Por unanimidad, sancionaron la ley de reconversión de la actividad de canillitas.

El diputado justicialista, Nicolás Slimel, quien encabezó el proyecto para la reconversión de la actividad en la provincia, obró de informante de la iniciativa que fue trabajada junto al Sindicato de Canillitas. Su conducción, en la figura de Eduardo Baser y miembros de la comisión directiva, estuvo presente dentro del Recinto para acompañar el tratamiento, mientras que en la calle también lo hicieron los trabajadores.

Slimel destacó el despacho unánime de la comisión de Hacienda y la de Trabajo. “Intentamos, propendemos a generar nuevas capacidades dentro del ámbito de canillitas. Hoy lo requieren”, aseguró el diputado.

Contó que el proyecto surgió “de una preocupación, por la progresiva desaparición de la venta de diarios y revistas en la vía pública”. “Quizás es de las actividades más castigadas por el avance tecnológico. Por eso se acercaron a ver alguna alternativa que propenda a ese proceso de reconversión”.

Explicó que el proyecto establece que las capaciones en otras actividades u oficios, cuya duración debe extenderse como mínimo durante 6 meses, deberán estar certificadas. Que también prevé el pago o asignación para cada trabajador mientras que dure el programa de reconversión (capacitación), a cargo del Ministerio de Desarrollo Social. “Va a ser provisorio, mínimo de 6 meses, y progresivo. Una ayuda mínima hasta reemplazar su actividad mientras se capacitan en otra actividad u oficio”.

Aseguró que “los números son muy preocupantes”. Y precisó que de 400 canillitas en las calles pasaron a ser 120, “casi un cuarto de la totalidad de los que trabajaban”. Y que los kioscos o revisterías pasaron de ser 50 a 8 locales.

Por la oposición del interbloque UCR, Livio Gutiérrez adelantó el acompañamiento. “Creemos que esta actividad ha sido golpeada no solo por la pandemia sino por el crecimiento de los medios digitales”. Valoró que hayan tratado de sostener “hasta el último momento” esta actividad.

Atlanto Honcheruk, jefe de la bancada del Frente de Todos, felicitó y celebró: “Es un día muy especial para los canillitas”. Al igual que su par Rodrigo Ocampo, quien felicitó a los diputados que la impulsaron y expresó su “total satisfacción por esta iniciativa”.

“Estamos convenidos de acompañar toda vez que sea por la defensa del trabajo, de la cultura del trabajo. Vaya para los trabajadores canillitas y los que han trabajado en este proyecto, nuestras felicitaciones”, sostuvo por su parte el legislador del Frente Integrador, Darío Bacileff Ivanoff.

Juan Carlos Ayala, por el justicialismo, agradeció el acompañamiento. “Hemos sido claros en pedir el apoyo. La iniciativa es del diputado representante de los trabajadores del Frente de Todos, Nicolás Slimel”.

También se expersaron por el justicialismo Claudia Panzardi, Mariela Quiros.

La ley salió por unanimidad.

 

 

 

Compartir