El Programa Mirarnos, con 390 atenciones diarias, garantizó controles oftalmológicos en zonas rurales

En esta semana la propuesta de los ministerios de Desarrollo Social y Salud llegó a 15 localidades para atender a niños que residen alejados de los centros urbanos.

Atención oftalmológica a niños de zonas rurales.

La primera semana de implementación en la provincia del programa nacional Mirarnos representó un éxito en términos de alcances y despliegue que se traduce en 1950 atenciones durante los cinco días y la entrega inmediata de más de 300 anteojos a los niños que así lo precisaron luego de los controles oftalmológicos.

La iniciativa que en cifras representó, en promedio, unas 390 atenciones diarias se implementa en Chaco producto del trabajo de los ministerios de Desarrollo Social, Salud y Educación se lleva a cabo dentro del Mes de las Infancias y se concentra en las infancias que poseen entre 6 y 12 años y concurren a establecimientos educativos rurales.

“El trabajo con los municipios es fundamental para el traslado de los niños, las estadísticas dan cuentas que las primeras necesidades de atención de la salud oftalmológica aparecen cuando niños concurren a la escuela primaria, por eso la importancia de estos controles”, consideró la ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana.

La labor se efectúa con 21 municipios y el operativo se retomará el martes 16, donde los camiones en los que están montados los consultorios llegarán a Castelli (Escuela N°894), Avia Terai (Escuela N°381) y Pinedo (Escuela N°46), y un día más tarde será el turno de Tres Isletas (Escuela N°624), Presidencia Roque Sáenz Peña (Escuela N°64) y Gancedo (Escuela N°40).

“Es importante como Estado poder acercar la salud, con mayores controles pediátricos, controles de higiene, en este caso visual, porque un niño, con crecimiento óptimo tendrá mejores condiciones de aprendizaje”, subrayó la funcionaria.

Mirarnos

El programa plantea recuperar la importancia de la detección temprana de la agudeza visual especialmente en niños que cursan primer o segundo grado. Comenzó en abril en Santiago del Estero y recorre provincias del Norte y desde entonces se entregaron unos 5.000 anteojos.

 

Compartir