“Mi Trabajo” y “Empleo Cuidado”: dos propuestas del gobierno para reducir la informalidad laboral

La Provincia asignará ingresos de hasta $50.000 y $40.000 según cada línea para empresas o personas que contraten a titulares de transferencias sociales y a cuidadores domiciliarios. "Cuando una persona trabaja se dignifica, cuando se dignifica se eleva moralmente y cuando se eleva moralmente se siente bien consigo mismo", expresó el gobernador Capitanich.

El Gobierno provincial presentó este martes los subprogramas Mi Trabajo y Empleo Cuidado para vincular al empleo formal privado a un segmento importante de la población que se encuentra en la informalidad. Ambas líneas pertenecen a su vez al programa Más Empleo en Chaco, como parte de una estrategia conjunta entre los ministerios de Desarrollo Social y de Producción, Industria y Empleo, que progresivamente pretende insertar a las y los titulares de transferencias sociales y a trabajadores y trabajadoras de la economía social en empresas locales.

“Son dos herramientas para promover el empleo formal, disminuir la informalidad laboral y darle dignidad a los trabajadores”, señaló el gobernador Jorge Capitanich, que participó del encuentro realizado en la Casa de las Culturas junto a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga. “Todos tenemos capacidad y talento. El talento se cultiva trabajando, porque eso hace a la dignidad de la persona humana; no es lo mismo que trabaje a que no lo haga, cuando trabaja se dignifica y cuando se dignifica se eleva moralmente y cuando se eleva moralmente se siente bien consigo mismo”, manifestó el mandatario.

Empleo Cuidado está destinado a cuidadores y cuidadoras domiciliarias desocupadas o en situación de trabajo informal. El Gobierno provincial les asignará un aporte económico mensual durante 24 meses que formará parte del salario que pagará la persona o la empresa contratista que requiera de los cuidados, de acuerdo al Régimen aplicable al Personal de Casas Particulares: en el caso de varones la asignación será de $35.000 y en el caso de mujeres $40.000.

“Tenemos que pensar ¿qué pasa con aquellas personas que viven de un emprendimiento, que tienen un trabajo informal o que no tienen ingresos? ¿cómo hacen para cuidar a una persona con discapacidad, a un adulto mayor o a un enfermo? Bueno, es necesario que el Estado promueva las herramientas para hacerlo”, indicó el gobernador tras exponer la relevancia de este programa.

Capitanich consideró que la labor de las y los cuidadores “es extraordinaria, porque no solamente hay que tener calificación técnica, sino fundamentalmente un gran corazón y sensibilidad”. “Por eso necesitamos que se les pague bien, que tengan obra social y seguro de salud. Eso significa una interacción entre el sector privado y el público para promover el sistema de protección social”, remarcó.

Mi Trabajo, en tanto, está destinado exclusivamente a beneficiarios y beneficiarias de Renta Mínima Progresiva, de Más Inclusión y de Potenciar Trabajo y funcionará de la misma manera pero sin un rubro específico: recibirán un ingreso mensual de hasta $50.000 según la cantidad de titulares que una empresa contrate a través de las modalidades reguladas por la ley N° 20.744 de Contrato de Trabajo.

La provincia tiene un estimativo de 500 mil personas que trabajan, de las cuales 300 mil se encuentran en la formalidad y unas 200 mil en la informalidad. “Nuestro problema es cómo reducir drásticamente la informalidad laboral y a su vez cómo promover más empleo formal”, reconoció el mandatario chaqueño, e insistió: “nadie tiene el librito de cómo resolver este tema”. “No obstante somos una de las tres provincias que más empleo ha recuperado desde el 2019, superando la pandemia, pero obviamente es insuficiente”, apuntó.

Por eso convocó a los empresarios a cooperar con la estrategia del Gobierno, de manera que el movimiento de la actividad económica a partir de la generación de empleo no sea sólo un esfuerzo individual del Ejecutivo. “Lo que queremos es compatibilizar una propuesta del Estado, invitar a todos los empresarios para garantizar crecimiento económico y empleo, promover en cada uno de los trabajadores el esfuerzo, el compromiso y garantizar sus derechos. Derechos, deberes y obligaciones tienen que formar parte de una estrategia compartida, porque nadie se salva solo en este mundo”, resaltó.

“Le ponemos todas las herramientas a los empresarios pero también fiscalización, porque no queremos que embolsen la plata que pone el Estado. Los empresarios tienen que pagar a sus trabajadores lo que les corresponde, porque está muy bien exigir, pero también es necesario cumplir. No les estamos pidiendo regalar nada, simplemente cumplir con los derechos de cada trabajador”, insistió Capitanich.

Del encuentro participaron el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons; la ministra de Desarrollo Social, Pía Chiacchio Cavana; el ministro de Producción, Industria y Empleo, Sebastián Lifton; y el subsecretario de Empleo, Lucas Cepeda; autoridades de INSSSEP, PAMI e Incluir Salud; entre otros funcionarios y funcionarias del gabinete provincial.

También estuvieron trabajadores y trabajadoras informales, titulares de Renta Mínima Progresiva y de Potenciar Trabajo; autoridades de cámaras de comercio, de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA), de la Federación Económica, de la Cámara Argentina de la Construcción, de la UOCRA, de la Asociación de Pequeñas y Medianas Constructoras, de la Superintendencia de Servicios de la Salud, de OSECAC, OSFOT y OSPRERA y de la Federación Médica.

“El trabajo como ordenador de las familias”

El ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons valoró: “El trabajo es el ordenador de todas las familias y dignifica, por eso la mayor política de nuestro gobierno apunta a crear empleo y poner las condiciones necesarias para que todas las personas puedan acceder al mercado laboral”.

“En esta línea apuntamos a los sectores más vulnerables: a las mujeres, a los jóvenes y a quienes perciben un plan social. Son quienes más sufren la informalidad, con esto desde el Estado generamos las oportunidades que muchas veces no se dan y garantizamos el derecho de tener un trabajo formal, un salario y una vida digna”, subrayó.

Compartir