A 19 años de la muerte del soldado Ramírez: “Hay que erradicar la violencia de las Fuerzas Armadas”

Lo expresó Susana Pintos, madre del soldado Mauro Ramírez, quien falleció de un disparo en el pecho mientras cumplía su guardia en el regimiento de Infantería Monte 30 de Apóstoles, Misiones, el 26 de junio de 2003. "Pasaron 19 años de lucha sin esclarecer la muerte de mi hijo", remarcó la mujer.

Susana Pintos: "Pasaron 19 años de lucha sin esclarecer la muerte de mi hijo"

Se cumplen 19 años de la muerte de Mauro Ramírez, el solado que falleció de un disparo en el pecho mientras cumplía su guardia en el regimiento de Infantería Monte 30 de la localidad de Apóstoles, Misiones, el 26 de junio de 2003. Su madre, Susana Pintos, dialogó con CIUDAD TV luego de los homenajes que se realizaron este viernes frente a la Casa de Gobierno de Misiones, en la Plaza de la Memoria de Apóstoles y dentro del perímetro del Regimiento de Infantería de Monte 30 de esa ciudad, lugar donde se ubicaba la garita del puesto N° 2 donde se sucedieran los hechos.

“Pasaron 19 años de lucha sin esclarecer la muerte de mi hijo”, expresó y agradeció el acompañamiento de los miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura provincial y del Comité contra la Tortura que acompañaron este nuevo aniversario donde renovaron el pedido de justicia.

“Mi provincia nunca dejó de acompañar el reclamo de justicia que vengo llevando adelante. Hemos logrado avances y hubo también retrocesos, pero seguimos en pie y con la esperanza de que se haga justicia”, sostuvo.

“Pudimos realizar un acto frente al Juzgado Federal de Posadas, en reclamo y en memoria de mi hijo, acompañada también de madres de Buenos Aires que también conocen sobre la pérdida de un hijo. Todos estamos reclamos por este terrible hecho, esta lamentable conducta que tienen las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas. Cometen violencia institucional contra los jóvenes, contra nuestros hijos y les provocan la muerte. Son especialistas en tejer mantos de impunidad alrededor de la causa para que no se sepa la verdad. Pero tengo la esperanza que en algún momento esto se debilite y se pueda llegar a la verdad”, afirmó.

Mencionó que luego de 19 años, “se están ofreciendo testigos que están aportando datos claves para la investigación”. “Estamos esperando desde mayo por la incorporación de dos nuevos testigos para que puedan declarar”, indicó.

“Se sabe que mi hijo murió de un disparo de arma larga, de un fal. Recibió un disparo en el corazón y lo que no se investiga es a quienes estuvieron muy cerca, personas que no vieron nada y que podrían ser responsables de la muerte”, manifestó.

“Se cumplen 19 años y para mí es como si hubiera sido ayer. Es muy difícil, siempre fuimos muy unidos con nuestros hijos. A mí me quitaron una parte de mi vida. se cumplen 19 años de esta lucha. Hay muchos testigos, sé que hay gente amenazada para que no cuenten la verdad, pero cada año viajo a Misiones para que no quede impune la muerte de mi hijo y para que se termine la violencia institucional dentro de las fuerzas armadas, donde les frustran los sueños a los jóvenes. Mi hijo ingresó al Ejército por vocación, su sueño era defender a la Patria, custodiar a la Bandera y hacer una carrera militar. No se lo permitieron porque no quiso subordinarse. Hasta hoy, hay muchos jóvenes con sueños, hay que erradicar la violencia de las Fuerzas Armadas”, manifestó la mujer.

Compartir