Crearán Centros Psicosocioeducativos para asistir y reinsertar a personas violentas con su entorno familiar

La ley propone la asistencia y rehabilitación psicosocial a toda persona que por situación legal, familiar o personal requiera de algún tratamiento para erradicar conductas agresivas en el ámbito intrafamiliar. La normativa fue sancionada por unanimidad.

La ley propone la asistencia y rehabilitación psicosocial a toda persona que requiera de algún tratamiento para erradicar conductas agresivas en el ámbito intrafamiliar.

La presidenta de la Legislatura provincial, Elida Cuesta, es la autora de la iniciativa que fue sancionada por unanimidad para que se creen en el ámbito provincial los Centros Psicosocioeducativos, destinados a la asistencia, reeducación y reinserción social de personas violentas contra el género o en el núcleo familiar. La iniciativa contaba con dictamen de la comisión de Género Familia, Niñas, Niños y Adolescentes e incorporó modificaciones durante su tratamiento.

Según explicó su autora desde su banca, la ley se propone asistir y rehabilitar psicosocialmente a toda persona que por situación legal, familiar o personal requiera de algún tratamiento para erradicar conductas agresivas que lo determinen a situaciones de violencia intrafamiliar. También dispone de dispositivos de asistencia, rehabilitación y reeducación para los agresores, con intervención de equipos interdisciplinarios. Promueve la reinserción social a toda persona de conductas violentas y agresivas desde una posición de entendimiento de respeto y paridad de géneros y vínculos. Y desarrolla programas de atención integral a las víctimas y personas violentas con altos niveles de coordinación y articulación intersectorial que garanticen la efectividad de la intervención.
La diputada Cuesta valoró los aportes tanto de pares como de la Secretaría de Derechos Humanos, las que fueron incorporadas previo al tratamiento y en su tratamiento particular.

La diputada del frente Integrador, Clara Pérez Otazú, indicó que lo más importante es la prevención y educarse y acompañar a los chicos para que puedan crecer en un ambiente sano y libre de violencias. Y que aquellas personas que ejerzan este tipo de violencia tengan un acompañamiento técnico y especializados para su reinserción. Hemos avanzado muchísimo en materia de género, falta mucho, pero tenemos que aprender a mirar.

Por el NePAR, Juan José Bergia aportó que en el artículo tercero debería incorporarse la cuestión presupuestaria para dicho fin.

Desde el radicalsimo, Silvina Reiser adelantó el acompañamiento al proyecto que da un tratamiento específico a los victimarios para contribuir con las víctimas. “Vamos a acompañar este proyecto tal cual lo despachamos en la Comisión de Género”, sostuvo.

 

 

Compartir