Tutores de cinco colegios de Corrientes denuncian estafa con chombas de egresados

Estiman que en principio serían alrededor de 350 chicos los que aún no recibieron la indumentaria por la cual sus padres ya pagaron. La suma entregada oscilaría los $3.500.000. Analizan realizar una denuncia penal contra la empresa.

Tutores de al menos 350 menores, pertenecientes a cinco colegios de la capital correntina, denunciaron ayer públicamente haber sido “estafados” por una empresa que desde el mes de noviembre y hasta marzo, cobró una suma estimada en poco más de $3.500.000 por la confección de buzos y chombas para los egresados y todavía no las entregó. Desde la empresa aseguran que “están a término y que una secretaria fue agredida por los padres”.

Todo se inició con una denuncia de padres de la escuela “Fe y Alegría” del barrio Ongay. Allí, al menos 15 menores esperan desde marzo la entrega de la tan anhelada indumentaria insignia de la “Promo”, pero han perdido todo contacto con los referentes de la empresa LBN Egresados. “No contestan mensajes, ni llamadas, y cerraron las oficinas que estaban justo al lado de la comisaría Primera, en pleno centro de la capital correntina.

“Nosotros firmamos el 20 de enero, nos cobraron poco más de $9.500. No sólo no entregaron nada, sino que encima no dan explicaciones. Nos sentimos estafados. Nos costó mucho conseguir el dinero”, contó Ramona, mamá de uno de los alumnos de 6° año del colegio.

Al reclamo de esta madre se sumaron de inmediato otros tantos tutores de los colegios “Santa Teresita”, “Mariano Moreno”, “Regional” y “San Benito”, tanto de la Primaria como de la Secundaria.

En la Escuela Regional varios cursos no recibieron la indumentaria

Laila, madre de otro menor, se contactó con este diario y confirmó que en la Escuela Regional la mayoría de los tutores cancelaron el pago en el mes de febrero. “Siempre una excusa y mueven la fecha de entrega. En Marzo los chicos tenían que tener las prendas. Ya estamos a mediado de año y sin novedades, queremos que nos devuelvan el dinero”, dijo.

Por su parte, Noelia, otra tutora, contó que en la escuela Mariano Moreno hay dos salones del turno mañana, en los que tampoco se cumplió con el contrato, y se ha saldado el total del producto.

Gladys, otra madre que habló con época, indicó que en el colegio Santa Teresita son 80 tutores los que pagaron el total de los poco más de $9.500 que cuesta el producto ofrecido.

Finalmente, Gaby, otra madre que reclama, contó que “el contrato dice que con el 50% se empieza la confección, nosotros y casi todo el resto, ya lo cancelamos el año pasado, para tener en marzo la ropa, pero en mayo nos dijeron que no habían empezado. Nos dijo que por falta de gasoil para las máquinas no trabajaban y no tenían materia prima. Nos estafaron”, concluyó.

Considerando el total de tutores que pagaron el producto, la cifra aproximada que cobró la empresa rondaría los $3.500.000, pero aún no habría cumplido lo pactado.

Consultado por época, Federico Busch, propietario de la firma, sostuvo: “Nosotros, lo que más deseamos es terminar las prendas para entregarlas y poder respirar un poco de este trato perverso y sofocante que nos está haciendo la gente. Nunca dejamos de entregar las chombas a los chicos. Los clientes no tienen conocimiento del trabajo que lleva la confección y que los retrasos son a causa de razones ajenas a la empresa. Cerramos la oficina, por la agresión de un tutor”, concluyó Busch.

Según el contrato al que tuvo acceso época, la empresa especifica que tiene “60 días hábiles para la confección” de la indumentaria. En casi todos los casos, este tiempo se duplicó y todavía no hay respuestas y los chicos, hoy están decepcionados.

VIAdiarioepoca.com
Compartir