Corrientes está entre los distritos del país con menor suministro de gasoil

Denuncian que las estaciones de servicio del Taragüí que se hallan a lo largo de la Ruta Nacional Nº12 están entre las de "muy baja" o "nula" disponibilidad de diésel. Lo refleja un relevamiento hecho por la Federación que nuclea a las Cámaras de Transporte de Cargas del país.

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) reclama mejoras en el aprovisionamiento de diésel en las rutas del país. En razón de ello, dio a conocer un “Mapa de abastecimiento de gasoil”.

De acuerdo a ese reporte, las Rutas 14, 34, 9, 12 y 7 son las que sufren mayor desabastecimiento de combustible. Corrientes está entre las ocho provincias del país en las que actualmente hay “muy bajo o nulo” suministro de gasoil en las estaciones de servicio (consignado en el mapa en color rojo). Además del Taragüí, están en esa condición: Jujuy, Salta, Formosa, Tucumán, Misiones, Santa Fe y Entre Ríos.

La iniciativa, que se puso en marcha en abril, es un semáforo virtual que tiene como objetivo monitorear en tiempo real la disponibilidad de combustible en Argentina.

Desde entonces, semanalmente, FADEEAC (que nuclea a 43 Cámaras de transporte de todo el país) envió una serie de preguntas a sus asociados para relevar el acceso al combustible, eventuales restricciones o faltantes, y el precio del mismo ante las reiteradas denuncias de heterogeneidad según la zona geográfica.

En el último relevamiento, con más de 600 respuestas procesadas, el mapa mostró los siguientes resultados:

Siete provincias en naranja, en las que el promedio de suministro es de 20 litros por unidad: Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, San Juan, Mendoza, Buenos Aires y CABA.

Cuatro provincias en amarillo, en las que se cargan entre 21 y 50 litros por unidad, y entre 51 y 100 litros: Catamarca, La Rioja y San Luis, en el primer subgrupo, y La Pampa en el segundo.

Las provincias del Sur aparecen en verde y son las que no tienen inconvenientes en el suministro.

La falta de provisión regular de combustible se refleja en los tiempos de espera para el abastecimiento.

De acuerdo con el relevamiento de FADEEAC, 31% de los encuestados esperó entre 6 y 12 horas para poder cargar gasoil; 26% debió aguardar más de 12 horas; 26% entre 3 y 6 horas; y 17%, entre 2 y 3 horas.

“El desabastecimiento lleva más de dos meses. Entendemos que no es un tema sencillo de solucionar, pero nos queda en claro que se trata de un problema generado por la falta de divisas y la dificultad para avanzar rápido en las políticas que se requieren”, sostuvo Roberto Guarnieri, presidente de FADEEAC.

En esa línea, reflejó que desde hace días, cientos de camiones de Bolivia vienen al puerto de Campana a buscar el combustible que importa su país. “Si se paga, hay combustible disponible. Mientras tanto, en Argentina tenemos camiones varados a orillas de la ruta”, fustigó.

Reflejo local

Días atrás, época dialogó con Rosana Sforzi, empresaria del rubro e integrante de la Cámara Empresaria del Transporte Automotor de Cargas de Corrientes (CETACC).

“Nos resulta muy difícil conseguir el Diésel 500 (gasoil común) que mayoritariamente se utiliza en este rubro. Acceder a ese producto en las estaciones YPF es una utopía. Cada vez que un camión ingresa a esas expendedoras debe cargar Infinia Diésel, que es mucho más cara”, precisó.

VIAdiarioepoca.com
Compartir