El consumo de carne, en su mínimo histórico: “Ya no hay tanto asado los domingo”

Lo dijo Julio Augusto, propietario del frigorífico Pete, tras el informe que difundió la CICCRA y que registró el mínimo histórico de consumo de carne en lo que va de 2022. “La carne en la mesa de los argentinos es fundamental; esto se debe a la falta de plata en el bolsillo de la gente”, aseguró.

Augusto: "Antes no se compraba 200 pesos de molida, no existía. Y ahora, hace bastante se ve ese tipo de compra".

En las últimas horas, la Cámara de la Industria y del Comercio de la Carne y los Derivados de la República Argentina (CICCRA) lanzó un informe que establece que en 2022 bajó al mínimo histórico el consumo de la carne vacuna en la mesa de los argentinos, en un contexto de constante suba de precios. CIUDAD TV dialogó este martes con Julio Augusto, propietario del frigorífico Pete, quien confirmó este dato y recalcó que la merma en el consumo se repite desde hace varios años. “Los precios de la carne no se mueven desde hace poco más de un mes, pero la situación económica de la gente hace que el consumo haya bajado y bastante. Cuesta mantener nuestra planta, nuestra fuente de trabajo”.

Aseguró que no se trata de un cambio cultural, “la costumbre de la carne en la Argentina no se va a cambiar; la carne en la mesa de los argentinos es fundamental y esto se debe a la falta de plata en el bolsillo de la gente. Se complica y también a nosotros para pagar sueldos. Todo va aumentando, el combustible, y todo hace que uno deba ir aumentando también un poquito. Eso repercute en el bolsillo de la gente que cada vez camina más para conseguir un buen precio”.

“La Argentina, de todos modos, sigue consumiendo la carne más barata del mundo y de calidad. Y en el Chaco, la genética, ha mejorado una barbaridad”, aseguró y remarcó que, en su caso, solo comercializan carne de productores chaqueños. “Por ahí nos molesta porque la hacienda en pie se va de acá a Buenos Aires y vuelve con un precio como si fuera de Buenos Aires”, rechazó.

Sí marcó una nueva tendencia a la hora de comercializar el producto, asociado a la situación de crisis económica generalizada. “Antes no se compraba 200 pesos de molida, no existía. Y ahora, hace bastante se ve ese tipo de compra”, indicó.

En cuanto a cómo repercute sobre el frigorífico esta merma, aseguró: “Nos cuesta un montón mantenerlo y a los trabajadores. Apoyamos mucho la fuente de trabajo, entendemos la situación de la gente y de los trabajadores. Nosotros queremos que estén bien, contentos, y hoy a la gente no se la ve contenta”.

“Ya no hay tanto asado los domingos. Hay asado de $670, si la gente recorre encuentra. Un asado para cuatro personas hoy te puede salir $3 mil. Ya no se vende lo que se vendía antes”, manifestó.

Para el carnicero, lo que debe modificarse es la carga impositiva. “Es demasiado alta en la Argentina. Las industrias se mantienen dando fuente de trabajo. Nosotros deberíamos tener el doble de empleados porque la gente con trabajo consume, vive y es digna”, aseguró.

 

Compartir