Datos de Rosario: en los nuevos contratos no regulados por la Ley de Alquileres las subas llegan al 150%

El último trabajo del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) sobre los alquileres en la ciudad de Rosario, Santa Fe, muestra datos realmente impactantes. Según el trabajo, en los últimos 12 meses los alquileres en Rosario aumentaron hasta un 152 por ciento. El informe también retrata que si se compara los valores con otras grandes urbes, como la Ciudad de Buenos Aires, los ajustes en Rosario son casi el doble.

De acuerdo al relevamiento del Censo, que se hace mes a mes, el Índice para Contratos de Locación, que regula la actualización de los alquileres dentro de un contrato ya vigente, muestra un incremento interanual del 53,9% al primer día hábil de mayo.

Por otro lado, los aumentos no regulados por la ley, es decir los de aquellos precios de contratos nuevos, son hasta dos veces más altos: en los últimos 12 meses el alquiler de un monoambiente en Rosario aumentó un 150%. Para el caso de los departamentos de dos ambientes el aumento fue de 136,4% y de 152,5% en los de tres ambientes.

En ese mismo período, el dólar oficial subió 22%; y los últimos datos de inflación muestran un aumento interanual de 58% al mes de abril en el nivel de precios.

Según el informe, ninguna de las variables antes mencionadas puede explicar los aumentos de precios de alquileres de hasta 150% en algunos tipos de unidades. Incluso si se lo compara a los valores de otras grandes urbes como CABA, los aumentos en Rosario son casi del doble.

En tanto, la medianía del precio de los monoambientes ofertados en Rosario es de $ 30.000. Los trabajadores que perciben el Salario Mínimo Vital y Móvil ($38.940) destinan el 77 % de su ingreso al pago del alquiler de un monoambiente. Mientras que para los jubilados que perciben el haber mínimo, este porcentaje asciende al 91,9%.

Por su parte, el promedio del precio de los departamentos de dos ambientes es de $ 39.000 y de tres ambientes de $ 50.500. En cada categoría, los precios varían en función de otras características propias (tales como antigüedad, si posee cochera, etc.) y de su entorno (infraestructura, disponibilidad de transporte, cercanía a centros comerciales entre otras).

En todos los casos, se trata de precios de oferta para alquiler, no siendo necesariamente los precios a los que se efectivizan los contratos.

Los valores expresados anteriormente no incluyen expensas, las cuales alcanzan en promedio el 11% del costo de alquiler.

VIAelciudadanoweb.com
Compartir