28 años de Convergencia Social: “Nos preparamos para ser el cambio en Chaco en el 2023”, afirmó Ángel Rozas

En el marco del 28 aniversario de Convergencia Social, Ángel Rozas repasó la historia del movimiento de la UCR que fundó en 1994 y que lo llevó a la Gobernación. Aseguró que trabajan de cara a 2023 para revertir las últimas contiendas electorales. Cuestionó al Frente gobernante y también a las falencias de Juntos por el Cambio. "Creo que hay un deseo de cambio fuerte en el Chaco y en el país, lo que no quiere decir que ya nos haya elegido a nosotros", sostuvo y añadió: "Ni soy soberbio, ni subestimo a mis adversarios".

Ángel Rozas, en los 28 años de Convergencia Social.

El fundador de Convergencia Social y exgobernador de la provincia, Ángel Rozas, dialogó con CIUDAD TV en la previa de la celebración que organizan de cara a cumplirse este sábado 28 años del espacio radical. “Es un día especial para todos nosotros, porque aquel 21 de mayo de 1994, cuando pusimos en macha este nuevo movimiento, lo hicimos con algunos valores y principios, y finalidades muy explícitas que, en general, hemos tratado de cumplimentar y sostener hasta el día de hoy”, remarcó.

“En aquellos años, había un radicalismo muy honorable, muy respetable; grandes hombres que habían arriesgado incluso hasta su propia vida en defensa de sostener la Unión Cívica Radical en momentos de grandes dificultades que vivía la Argentina y el Chaco, pero era una especie de radicalismo testimonial. Había una convicción interna en muchos dirigentes”, sostuvo y continuó su relato: “Esta es una provincia que se llamó Presidente Perón y toda su historia está vinculada al peronismo, entonces estaban convencidos que iba a ser imposible alguna vez ganarle en las urnas al peronismo”.

“Esta fue la impronta que le puso Convergencia Social. Nosotros dijimos ´vamos a hacer un movimiento y a impulsar un radicalismo, primero, con criterios de coalición, de alianza con otros sectores, y vamos a pelearle de igual a igual al peronismo, y vamos a intentar doblegarlos en las urnas. Hacer un radicalismo competitivo, fuerte, en la calle, reivindicando las demandas de la gente. Esto fue lo que hicimos y rápidamente pudimos llegar al poder. Estuvimos durante tres periodos consecutivos”, aseguró.

Esta etapa es la que celebrarán mañana sábado, sin soslayar las proyecciones del espacio que encabeza y que trabaja “para ser el cambio en el Chaco en el 2023, naturalmente”.

El acto está previsto para las 18 en la sede del club Central Norte de Resistencia.

“Hay que ocuparse seriamente de los problemas de la gente”

El dirigente, también se refirió a la actualidad y a cómo ve al país y al Chaco. Dijo ser objetivo, en razón de “no mezclar mis deseos político- partidario”, y habló de una “opinión generalizada”. “No andan bien las cosas y cuando no andan bien, la gente busca un cambio. Yo creo que hoy hay un deseo de cambio fuerte en el Chaco y en el país, lo que no quiere decir que la gente ya nos haya elegido a nosotros, de ninguna manera”, dijo y aseguró: “Ni soy soberbio, ni subestimo a mis adversarios. Está en nosotros tratar de ser ese cambio que la gente reclama”.

“Hay muchos inconvenientes económicos, la gente no llega a fin de mes. Tenemos que ver cómo convertir los famosos planes para que no sean un fin en sí mismo, porque evidentemente lleva a la gente a ser más pobre. Está visto lo que nos pasa aquí en el Chaco, la provincia con mayor índice de pobreza de la argentina y de las que más planes tiene”, analizó. “Hay que ayudar bien a la gente, llevarla a un camino de bienestar, no darle una ayuda para sacarle ventajas electorales porque eso retrocede al país”, indicó.

“Como país, otro tema que le hace mucho daño hoy al país, a la situación de crisis, es esta pelea entre Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner. No ayuda a sobrellevar con más éxito su gestión. Todo esto hace un combo de una gran insatisfacción en la gente. Y en el campo democrático, no hay otra manera que esperar las elecciones. Nadie tiene que empujar a nadie y creo que es posible un cambio. Por eso nos estamos preparando para ser el cambio en Caco y la Nación”, aseguró.

Para Rozas, tanto la inseguridad como la inflación, son temas centrales. “Espero que no, pero si esto continua así se puede terminar en unos años en una brutal hiperinflación”, subrayó y pidió ocuparse “seriamente de los problemas de la gente”. “Muchos dirigentes se ocupan más de sus problemas sectoriales, de lo que a ellos les interesa que lo que al conjunto de la sociedad”, cuestionó.

 

Hacia 2023: “Los amontonamientos sin un plan son un fracaso”

“Yo aspiro a que Juntos por el Cambio gane las elecciones del 2023”, dijo, aunque remarcó: “Pero si vamos a llegar sin un plan explicitado a la sociedad, para que la sociedad sepa por qué nos vota a nosotros y para qué nos vota, honestamente, prefiero perder las elecciones. La gente está cansada de frustraciones y no se puede seguir lleno de improvisaciones en este país”.

En ese contexto, recalcó que durante la gestión de JxC hubo aciertos y “bastantes errores porque no hubo una extensa planificación”. “Luego llegaron Alberto y Cristina supuestamente con una propuesta muy concreta y evidentemente no tenían nada previsto. Más que coalición de gobierno es un amontonamiento de dirigentes que se juntan para ganar una elección. Y yo no quiero que esto vuelva a suceder en JxC, ni en el Chaco, ni en el país”.

“Los amontonamientos sin un plan, sin un objetivo, un orden, sin un Norte y sin saber hacia dónde vamos, sin propuestas claras hacia la gente, son un fracaso. Yo no quiero ganar en esas condiciones”, aseguró.

“JxC no va a ser una reiteración de lo que ocurrió con Mauricio Macri eso está claro. Hoy, todos los partidos políticos estamos en igualdad de condiciones y queremos hacer una coalición de Gobierno y propuestas. El radicalismo no se cree el dueño de JxC, pero tampoco es furgón de cola. Nosotros vamos a competir con los candidatos del PRO y el que gane nos encolumnamos. Pero quien gane tiene que tener un programa de gobierno económico y social unificado”, recalcó.

También a su criterio, y en relación a lo expuesto, “va a ser difícil llegar a un consenso. Veo la posibilidad en las PASO”.

 

Convergencia: la disputa entre Zimmermann, Polini y Peche

En el escenario local, reiteró que son tres los precandidatos que disputarán la Gobernación en Chaco: Juan Carlos Polini, Carim Peche y Víctor Zimmermann. “Uno de estos tres va a terminar siendo nuestro candidato. Esto es lo que tenemos conversado, pero siempre pensando en que finalmente tiene que haber una gran unidad del radicalismo y hacer una gran coalición con otros partidos y organizaciones sociales”. “Queremos un proyecto de cambio, Chaco necesita imprescindiblemente un cambio y hay que actuar con mucha inteligencia y hay que compartir”, sostuvo y cuestionó: “Nadie puede soñar con que nos acompañen a nosotros y nosotros llevarnos todos los cargos como algunos radicales pretenden, eso no existe. En la coalición se abren las puertas y se comparten espacios. Eso es lo que pretendo hacer”. aseguró.

“No demos por muerta a la provincia, las esperanzas están intactas, la posibilidad de cambio existe y es posible un Chaco diferente”, concluyó.

 

Compartir