Sameep: denuncian a gremialistas del SOSCh por privación ilegítima de la libertad y coacción agravada

Miembros del Sindicato de Obras Sanitarias del Chaco (SOSCh) realizaron este jueves una protesta en la sede de la empresa Sameep donde mantuvieron retenidos a miembros de la conducción a quiénes exigieron que den marcha atrás con una serie de decisiones con las que el gremio no estaba de acuerdo. Por otro episodio violento, los dirigentes sindicales ya fueron requeridos a juicio.

Un nuevo capítulo judicial suma la protesta que desde hace tiempo viene llevando adelante el Sindicato de Obras Sanitarias del Chaco (SOSCh) contra la conducción de Sameep. Esta vez, miembros de ese gremio fueron denunciados ante la Comisaría Primera de Resistencia por hechos que tuvieron lugar este jueves en la sede de la empresa cuando retuvieron contra su voluntad al presidente Gustavo D’alessandro y al vocal César Frugoni Zavala, exigiéndoles que dieran marcha atrás con una serie de decisiones adoptadas por el actual Directorio.

En el marco de la protesta, los manifestantes cortaron la calle en las afueras de la empresa y encendieron cubiertas sobre avenida Las Heras al 50. Según consigna la denuncia de la empresa, posteriormente el secretario general del SOSCh, Daniel Tabares, irrumpió en las oficinas del presidente junto a un grupo de más de veinte personas para exigirle el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo “por las buenas o por las malas”.  Así, el presidente se vio impedido de egresar de la sede de la empresa y realizar una serie de actividades que tenía programadas. Posteriormente, tanto los dirigentes gremiales como el resto de los manifestantes decidieron marchar hacia el puente Chaco-Corrientes.

La denuncia presentada en sede policial requiere que se investigue a los miembros del SOSCh por los presuntos delitos de privación ilegítima de la libertad, coacciones agravadas, obstrucción de servicio esencial e intimidación pública.

En la causa ya interviene la fiscal en turno, Lilián Irala. Hace menos de un mes, la funcionaria del Ministerio Público Fiscal requirió la elevación a juicio correccional de otra causa en la que se imputa a Tabares y al tesorero del SOSCh, Daniel Rivero, por presunta instigación a cometer delitos, por los destrozos a la sede de la empresa Sameep en septiembre de 2021, en el marco de un clima de tensión permanente de esa entidad gremial con la conducción de la empresa estatal de agua.

Compartir