El día en que la dictadura de Onganía reprimió a estudiantes y profesores dentro de la UNNE

Este jueves se cumplen 53 años del avasallamiento universitario perpetrado en la Universidad Nacional del Nordeste, en lo que fue la antesala a lo que después se conoció como el 'Córdobazo'. El 13 de mayo de 1969, por pedido de las autoridades de la misma, la policía provincial reprimió ferozmente mediante gases lagrimosos y bastonazos una Asamblea Estudiantil Universitaria que se llevaba a cabo en el Aula Magna del campus de Humanidades de Resistencia. El eje del reclamo fue el rechazo a la privatización del comedor universitario.

Fue de tal magnitud la barbarie policial en la noche de aquél martes 13 – formando a la salida del Aula Magna una ‘calle’ de uniformados’ armados con bastones largos y por donde obligaban a pasar a los estudiantes azotándolos a mansalva – que la comunidad capitalina se vio conmovida y reaccionó al día siguiente con numerosas adhesiones de las fuerzas vivas; incluyendo gremios, estudiantes secundarios, comisiones vecinales, organizaciones políticas, del cuerpo de profesores de la UNNE, de la entonces Asociación de Periodistas, los diarios Norte y El Territorio, y otras entidades.

Una de esas expresiones, muy valorada entonces, fue el comunicado emitido por el Consejo Profesional de Abogados y Procuradores de la 1ª Circunscripción Judicial con la firma de los doctores Abel D. Robles, Eric E. Tissembaun, Jorge D. Sudar, Mabel C, Gagliardone, Mirtha G. Yunes, Eduardo R. Piñero y Enrique Souilhé.

Precisamente condenaron, ”una vez más, la represión policial injustificada y desatada con saña contra un grupo de estudiantes que ejercían el derecho constitucional de reunión, en un lugar cerrado, y con el conocimiento de las autoridades de la Universidad”

Ese miércoles, en horas de la noche, se realizó en la Iglesia Catedral una numerosa asamblea de estudiantes universitarios que – en su mayoría – antes cenaron en la ”olla estudiantil” constituida en el lugar. Allí también se pidió la renuncia del rector de la Univesidad, Dr. Carlos Walker y trascendía la posible realización de un acto público a realizarse el día viernes 16 por la tarde en el local de la CGT frente a la Plaza.

Pero todo empeoraría en ambas orillas del Paraná. El jueves 15, en Corrientes, la Policía reprimió una marcha estudiantil que se dirigía al rectorado de la Universidad Nacional del Nordeste. En esa tarde trágica, las balas de los uniformados se cobraron la vida del estudiante libreño de Medicina de 22 años, Juan José Cabral.

Aquella la lucha de los estudiantes de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) de Corrientes y Chaco, que comenzó en los primeros meses del ’69 contra la privatización del comedor estudiantil, fue un antecedente fundamental de las movilizaciones y protestas del pueblo trabajador contra la dictadura militar conocidas como el ‘Cordobazo’ y ‘Rosariazo’.

Fueron estas manifestaciones populares que marcarían un hito en la resistencia desde las aulas a las políticas de saqueo económico y social por parte del poder político de turno, trazando el principio del fin de una dictadura militar que se presentaba a sí misma como la “Revolución Argentina”.

El ‘Cordobazo’, fue el alzamiento popular ocurrido en Córdoba, entre el 29 y 30 de mayo de 1969, y fue liderada por Elpidio Torres y Atilio López, secretarios generales de los sindicatos SMATA (mecánicos) y UTA (transporte), respectivamente, y Agustín Tosco, perteneciente al sindicato de Luz y Fuerza (Energía eléctrica). Mientras que el ‘Rosariazo’ fue una serie de movimientos de protesta, incluyendo manifestaciones y huelgas realizadas en la ciudad de Rosario,