Una movilización al Congreso exigió que se apruebe la nueva ley de VIH y hepatitis

La iniciativa, entre sus disposiciones, prohíbe en los exámenes preocupacionales el estudio de ITS y sanciona a las empresas que lo realicen, propone pensiones no contributivas y jubilación anticipada. Las organizaciones señalan que aún "no se conformaron las comisiones como la de Salud a la que debe girarse para obtener dictamen antes de que se debata en la Cámara.

Unas 30 organizaciones de la sociedad civil y referentes sociales se movilizaron el jueves al Congreso Nacional, para reclamar la sanción de una nueva ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, tuberculosis y las infecciones de transmisión sexual (ITS), un proyecto consensuado cuyo tratamiento es parte del temario de las sesiones extraordinarias que aún no comenzaron.

Las organizaciones sociales convocaron a la movilización el jueves en la Plaza del Congreso con el lema “¡No podemos seguir esperando!” y los hashtag #NoHayMásTiempo #LeydeVIHyHepatitisYa!.

En diálogo con Télam, Matías Muñoz de la Asociación Ciclo Positivo, dijo: “somos más de 30 organizaciones sociales que venimos a pedirles a los diputados y diputadas que sesionen, traten y aprueben la nueva ley de VIH, que es una ley escrita por y para las personas con VIH y hepatitis virales y además toma las otras infecciones de transmisión sexual en sus disposiciones”.

Y agregó: “el Presidente de la Nación convocó a sesiones extraordinarias para el mes de febrero, está terminando el mes y los diputados y diputadas no están sesionando sobre nuestras leyes”.

“El proyecto de Ley nacional de respuesta integral al VIH, Hepatitis Virales, ITS y Tuberculosis va a volver a perder estado parlamentario la semana que viene por las mezquindades políticas de los distintos bloques que deberían estar trabajando en sus bancas y sesionando por los derechos de la sociedad en su conjunto”, añadió.

A más de 30 años de sancionada la Ley Nacional del Sida (23.798), estas organizaciones y redes de personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual, reclaman que se apruebe una nueva ley integral, de enfoque social, para mejorar la calidad de vida y prevenir muertes evitables.

A través de un comunicado en conjunto señalaron: “en diciembre del año pasado, el proyecto de ley perdió estado parlamentario por tercera vez. Pero gracias al trabajo colectivo y la presión en la calle, logramos que entre en el listado de proyectos a tratar en las sesiones extraordinarias. Pero las extraordinarias, que debían empezar el 1 de febrero, todavía no comenzaron”.

Un obstáculo adicional es que “el proyecto de ley de VIH, Hepatitis virales e ITS necesita pasar por la comisión de Salud y obtener dictamen para que se debata en la Cámara”, pero aún “no se conformaron las comisiones a las que se giran los proyectos de ley antes de ser debatidos en el recinto”.

La sesiones extraordinarias fueron decretadas el 26 de enero y debían comenzar el 1 de febrero y extenderse hasta el 28 del mismo mes, aunque aún no fueron iniciadas.

Además de la movilización al Congreso Nacional, hay un cronograma federal de actividades para exigir en todo el país el tratamiento inmediato de esta iniciativa: Chaco, Corrientes, San Juan, Mendoza, San Luis, Córdoba, La Pampa, Misiones, Entre Ríos, Santa Fe y Chubut serán parte de este reclamo, en el marco de los #JuevesRojos.

“Mientras los diputados sólo centran sus esfuerzos en ver quién logra presidir cada comisión sin llegar a un acuerdo, cada año mueren 5.100 personas por causas relacionadas al VIH y a las Hepatitis Virales en nuestro país”, dijeron los organizadores.

“Esta ley busca mejorar la calidad de vida de todas las personas con VIH, Hepatitis virales, infecciones de transmisión sexual (ITS) y Tuberculosis y garantizar su acceso a la salud integral. Contempla el ámbito socioeconómico, proponiendo soluciones efectivas ante la discriminación laboral y la vulnerabilidad social. Además, posee perspectiva de género y de derechos humanos, ofreciendo herramientas para acabar con el estigma y la discriminación”, informaron.

Desde la organización Rajap agregaron: “la nueva ley prohíbe en los exámenes preocupacionales el estudio de ITS, además sanciona a aquellas empresas que lo realicen, propone pensiones no contributivas para personas con VIH que estén en situación de vulnerabilidad social y la jubilación anticipada para aquellas personas que sean diagnosticadas con envejecimiento prematuro como consecuencia del viruis o del tratamiento antiretroviral”.

Entre las organizaciones convocantes se cuentan Ciclo Positivo, Rajap, GEP, Nexo Asociación Civil, Ammar, la Facultad de Ciencias Sociales de Unicen, la Asociación Gondolín y Colectivo de Varones Antipatriarcales.

 

FuenteTélam
Compartir