Se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Asperger

Es un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista y que afecta la interacción social recíproca, la comunicación verbal y no verbal.

El Día Internacional del Síndrome de Asperger se conmemora este viernes en honor al cumpleaños de su descubridor, el psiquiatra austríaco Hans Asperger, quién identificó un comportamiento similar y poco frecuente en un grupo de niños.

El profesional describió a los menores de la siguiente manera: “Estos niños presentan a menudo una sorprendente sensibilidad hacia la personalidad de sus profesores. Pueden ser enseñados, pero solamente por aquellos que les ofrecen una comprensión y un afecto verdaderos, gente que les trata con cariño y también con humor. La actitud emocional subyacente del profesor influye, de modo involuntario e inconsciente, en el estado de ánimo y comportamiento del niño”.

El Síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista y que afecta la interacción social recíproca, la comunicación verbal y no verbal, una resistencia para aceptar el cambio, inflexibilidad del pensamiento así como poseer campos de interés estrechos y absorbentes.

Los especialistas señalan que las personas con este síndrome pueden vivir su vida y triunfar en ella, pero su personalidad resultará un tanto extraña para los demás y es muy fácil que algún individuo, que no entienda que la persona que tiene Asperger, se sienta ofendido por su comportamiento.

Además son, generalmente, extremadamente buenas en las habilidades de memoria, muchas sobresalen en matemáticas y ciencia. Hay un rango en la severidad de síntomas dentro del síndrome, el niño muy levemente afectado resulta a menudo no diagnosticado y puede apenas parecer raro o excéntrico.

A pesar de que el Síndrome de Asperger es mucho más común que otros tipos de autismos, sigue siendo una condición rara y pocas personas, incluyendo profesionales, saben sobre ella. En términos generales las personas que lo tienen encuentran dificultad en hacer amigos, utilizan lenguaje en una manera levemente rara y toman a menudo significados literales de lo que leen u oyen.

En tanto, son más felices con rutinas y un ambiente estructurado, aman la alabanza, ganar y ser primeros, pero el fracaso, la imperfección y la crítica les resulta difícil de sobrellevar. El mal comportamiento proviene a menudo de la inhabilidad para comunicar sus frustraciones y ansiedades, mientras que necesitan amor, dulzura, cuidado, paciencia y comprensión y, dentro de este marco, realizan grandes progresos.

A medida que crecen, algunos inconvenientes se resolverán con más facilidad, pero como con el resto de los niños los problemas existirán y algunos adolescentes pueden sentir la carencia de amistades como algo difícil de afrontar ya que intentan con esfuerzo hacer amigos a su modo, pero encuentran dificultad para conservarlos.

FuenteNoticias Argentinas
Compartir