Corrientes: “Las estaciones viven la peor crisis de los últimos 15 años”

El titular de la Cámara que agrupa a los expendedores de combustibles de la vecina provincia, Carlos Gold, hizo un balance de estos casi nueve meses de congelamiento en los surtidores. "Esta medida no frenó la inflación general, que fue del 52% en 2021. Nos dejó en jaque", aseveró.

Estación de servicio.

Desde la Cámara de Estaciones de Servicios de Corrientes (CESCOR) manifestaron que, a pocos días de que se cumplan nueve meses de la entrada en vigencia del congelamiento de combustibles en el país, el sector atraviesa la peor crisis de los últimos 15 años.

El titular de ese núcleo empresarial, Carlos Gold, detalló a época: “Estamos en estado de alerta porque así como los importes de las naftas están congelados, también lo está la rentabilidad. El Gobierno nacional no nos escucha y esta situación no da para más”.

En esa línea discursiva, Gold acotó que “el argumento de Nación para sostener esta medida es que la suba de los hidrocarburos dispara la inflación. Entonces, si aún con más de ocho meses de congelamiento el costo de vida subió casi un 52% en 2021, me pregunto dónde está la inflación atemperada. Lo que hacen con esto es netamente matar a un sector”.

Cuesta arriba

El referente gremial empresarial ahondó en su reflexión y remarcó que “entre abril de 2021 y el 30 de marzo próximo, las estaciones asumieron el compromiso de abonar un 55,4% de aumento salarial. En todo el año pasado, las naftas subieron a boca de surtidor sólo un 26%, por eso decimos que la situación es apremiante si en el corto plazo no se autorizan variaciones en las pizarras”.

A párrafo seguido, Gold indicó que “las estaciones de servicios generan, sólo en Corrientes, 2.200 puestos de trabajo. Bajo esta coyuntura, se precisa recomponer la rentabilidad de manera urgente, porque se va a producir lo que pasó a fines de los 90 y comienzo de este siglo, cuando por la crisis se perdieron dos mil expendedoras”.

En ese plano, el titular de CESCOR anticipó que “si el Gobierno persiste en esta postura, vamos camino a una situación similar”.

Por último, el vocero empresarial manifestó: “A todo esto, tenemos que sumarle que por imposición de las petroleras hay distribución de stock con cupos, lo cual le pone un corsé al volumen de venta de los surtidores”.

“Me tocó viajar de Iguazú a la capital correntina -prosiguió- y por el camino vi varias estaciones con banderas cruzadas. Y las pocas que tenían naftas, permitían cargar sólo hasta dos mil pesos por cliente”.

“Obviamente que eso exaspera a las personas que están viajando, máxime en esta etapa del año. Por todo esto es que decimos que la situación que atravesamos es de extrema gravedad y esperamos que pronto se modifique esta postura”, cerró el correntino que también integra la Comisión Directiva de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA).

VIAdiarioepoca.com
Compartir