Ola de calor y colapso energético: “Estamos en el peor escenario”, aseguró Capitanich

El gobernador Jorge Capitanich se refirió a la delicada situación que atraviesa la región por la ola de calor que generó demandas extremas en el uso de energía que llevaron al colapso del sistema, afectando también la provisión de agua potable. Habló de los altos costos que exige la potabilización debido a la bajante extrema del Paraná y el alto aporte de sedimentación del Bermejo. "Bajante del río Paraná, focos de incendio, alta temperatura, contagios por covid hacen a esta tormenta perfecta. Un combo absolutamente focalizado", dijo tras reunirse con funcionarios de Energía de Nación.

“Estamos atravesando una ola de calor sin precedentes. Es el registro histórico de los últimos 62 años, con la temperatura mínima máxima y la temperatura máxima. Estamos en el peor escenario”, aseguró el Gobernador este lunes en rueda de prensa, ras haber mantenido una reunión virtual con el subsecretario de Energía de la Nación, Federico Basualdo.

Remarcó que el promedio de precipitaciones en Resistencia es de 158 milímetros cuando hoy nos encontramos muy por debajo de ese milimetraje, desde el 2 de enero a esta parte. “Recuerdo casi 400 milímetros en enero de 2019”, sostuvo.

“Está instalado un esquema muy claro, que es un anticiclón anclado en Paraguay, con temperatura entre 3°, 2° y 1° que da el perfil de La Niña en el océano Pacifico. Conjuntamente con eso, un centro de alta presión aquí, que impide la rotación de vientos fríos. En concreto, cuando tenés un centro de alta presión y un anticiclón estacionado, tenés un problema para que ingrese el frío. Estamos con una dificultad enorme”.

“Tenemos una tormenta perfecta”, graficó.

Remarcó que en 1944 se atravesó el peor ciclo de reducción de caudal hídrico del río Paraná, conjuntamente con la altura en el Puerto de Barranqueras, “el peor ciclo”.

“En segundo lugar, tenemos el aporte de sedimentación muy fuerte, que da 900 NTU para el Bermejo, para el costo de producción y la productividad de agua potable. En tercer lugar, hay un ciclo muy extenso de oleadas de calor. Llevamos 35 días con temperaturas muy elevadas. Antes llovía cada 7 o 10 días e interrumpía ese ciclo, ahora no”, precisó y sostuvo que ese combo “genera un estrés en todo el sistema de provisión”.

“Hicimos un gran esfuerzo”, dijo y comentó que este lunes mantuvo un diálogo directo con Federico Basualdo, subsecretario de Energía de la Nación. “Le pedí que se termine el proceso de energización de Rincón Santa María- Puerto Bastiani porque permitirá disminuir el grado de perturbación del sistema en la Región NEA”, informó. Además, el tramo Puerto Bastiani- Puerto Vilelas “para terminar de utilizar toda la capacidad instalada para morigerar el grado de perturbación en la distribución. Y también la capacidad de provisión de energía de 1327 megavatios. Nosotros llegamos a 829 y 834 megavatios, pero hoy, a las 2,09 AM tuvimos 720 megavatios de consumo”.

“La verdad es que la demanda está muy elevada, hoy es un día muy complicada, mañana también lo va a ser. No se advierte un cambio de tendencia con lo cual estamos haciendo el máximo esfuerzo”, aseguró.

Recalcó que el domingo hubo cinco eventos de importancia, con alto impacto y aun así “la reposición de energía fue bastante rápida en términos promedio, pero es un gran problema”.

Indicó que otro pedido al Subsecretario de Energía fue que “se avance rápidamente con la estación transformadora en Presidencia Roque Sáenz Peña”. “Pero también al Plan de Energía todavía le faltan 200 millones de dólares”, dijo y estimó en 300 millones de dólares la inversión ya ejecutada en esas obras.

Comentó que desde Nación el compromiso está puesto para que el 26 de enero “esté energizado el tramo Puerto Bastiani- Puerto Vilelas “y que, durante el transcurso de la primera quincena de febrero tengamos resuelto el tema con operatividad plena, no como ahora que es parcial. Además, que la estación transformadora esté instalada antes del próximo verano”

“La demanda crece más que proporcionalmente a la capacidad de ejecución de obras. Hacemos el máximo esfuerzo”, sostuvo y añadió: “Bajante del río Paraná, focos de incendio, alta temperatura, contagios por covid hacen a esta tormenta perfecta. Un combo absolutamente focalizado”.

 

Compartir