La Mesa Evangélica expresó su “total rechazo” a un proyecto de prevención de abusos o maltratos en ámbitos religiosos

En conferencia de prensa, miembros de la Mesa Evangélica Metropolitana, expresaron su preocupación y total rechazo al proyecto de ley 2332/21, que crea el Programa de prevención de abusos y maltratos en ámbitos religiosos. Aseguran que “afecta a las creencias y convicciones religiosas al imponer conceptos ambiguos sin sustento científico, con contradicciones ideológicas que tornan abstracta la libertad de consciencia y la de profesar libremente el culto”.

Conferencia de la Mesa Evangélica Metropolitana.

Miembros de la Mesa Evangélica Metropolitana brindaron una conferencia de prensa para tomar posición en contra del proyecto de ley 2332 de la diputada Tere Cubells, que crea el Programa Provincial de Prevención y Asesoramiento ante Situaciones de Abuso o Maltrato a Niñas, Niños y Adolescentes y ante Violencia Basada en el Género en Ámbitos Religiosos.

Advertisement

Como representante de las congregaciones evangélicas, expresaron una “profunda preocupación y total rechazo a las postulaciones vertidas en el proyecto de ley 2332/2021”. “Advertimos en el mismo, medidas autoritarias contrarias a las libertades individuales que receta nuestra constitución nacional y provincial, más el denominado bloque de constitucionalidad, especialmente, el de libertad de consciencia del cual se desprende, entre otros, el de las libertades religiosas”, sostuvieron en la lectura de un comunicado difundido este jueves.

“Sostenemos enfáticamente nuestra posición de total rechazo hacia todo tipo de violencia, ataque o detrimento para la integridad sexual de las personas, pero consideramos criticable todo intento de particulares o del Estado, de menoscabar los derechos de los particulares a vivir y expresar su fe conforme la libertad de consciencia a la que, como seres humanos, tenemos derecho”, añadieron.

Asimismo, expresaron particular “preocupación”, respecto a que el proyecto “parte de una premisa falsa: que los centros religiosos son lugares de fomento de las violencias y los abusos sexuales, con lo cual se requiere un tratamiento diferenciado al respecto”. “Introduce el término violencia religiosa que no conceptualiza ni define en su alcance de lo que lo considera inherente a las manifestaciones de fe”, exhortaron.

Acentuaron que “afecta a las creencias y convicciones religiosas al imponer conceptos ambiguos sin sustento científico, con contradicciones ideológicas que tornan abstracta la libertad de consciencia y la de profesar libremente el culto”. “Habilita la creación de nuevas listas negras, con registros que afectan no solamente lo individual sino también lo institucional”, cuestionaron y añadieron que, “siendo nuestro país un Estado laico, iglesias y Estado son asuntos separados y este proyecto afecta directamente la separación de Estado e iglesia”-

“Por otra parte, aborda una temática Asuntos Religiosos reservada a la competencia federal. Bregamos por una sociedad más justa y respetuosa de los derechos humanos y ello solo se consigue con más respeto a las libertades individuales”, expresaron.

Por último, advirtieron: “Esperamos atentos lo que cada integrante de esta Cámara le diga al pueblo del Chaco con su decisión. No podemos soslayar los sostenidos intentos por aniquilar los derechos religiosos y de consciencia que se vienen llevando adelante en nuestra Nación. Al citado proyecto 2332/21 se suma el proyecto de aprobación pleno de la convención contra toda forma de discriminación e intolerancia, proyecto de ley ingresado al Congreso de la Nación en el que también, de manera solapada, bajo apariencia positiva, se pergeña amedrentar los derechos religiosos y de consciencia de manera absoluta y discriminatoria”.

El comunicado lleva la firma de la Mesa Evangélica Metropolitana del Chaco, integrada por el pastor Ricardo Montiel (Asociación Civil de Pastores del Gran Resistencia), Elías Arce (Federación de Iglesias Argentinas); pastor Jorge Ledesma (Iglesia Cristiana Internacional), pastor Roberto Rosciani (Iglesia de la Ciudad); pastor Roberto Acosta (Centro Cristiano de Avivamiento); Gustavo Ferrando (Asociación Cristiana Iglesia de Jesucristo), pastor Omar Coronel (Pastores Unidos del Chaco); pastor Pedro Moisés (Fundación Adonai), pastor Ángel Gaeano (Asociación de Pastores Evangélicos de Barranqueras), pastor Daniel Gaúna (Confraternidad de Pastores); pastor Miguel Tap (Asociación Iglesia de Dios en Argentina), pastor Eduardo Obligado (Consejo Pastoral de Fontana).

Por último, agradecieron al gobernador Jorge Capitanich, con quien se reunieron semanas atrás “donde la esa presentó un petitorio conforme a su derecho constitucional como persona para establecer en la provincia un sistema de educación con un programa de bases científicas y con valores en las escuelas de toda la provincia del Chaco incorporándose al sistema educativo”, acentuaron.

 

Advertisement
Compartir