Abigeato en Sáenz Peña: denuncian que robo de caballos termina ‘en las carnicerías como milanesas o chorizos’

En la madrugada de este viernes, una yegua y su cría fueron robados en zona rural muy cercana a la Ciudad Termal. Al mediodía y considerando que los animales no aparecían, el propietario de los equinos formalizó la correspondiente denuncia penal en la División Policía Rural. Minutos después, vecinos alertaron que encontraron en zonas del basural municipal los restos de las dos yeguas, consistente en cueros y vísceras ya que los cuatreros se habían llevado la carne.

El lamentable suceso de inseguridad rural – ocurrido en un campo de un humilde minifundista ubicado en Colonia La Chiquita Norte, en zona norte cercana a Sáenz Peña – causó profunda indignación en el sector de los minifundistas y en toda la comunidad.

Advertisement

Al contactarse con Periodismo365, las familias afectadas afirmaron que, “esa carne ya se vendió. Es impresionante como roban en las afueras de la ciudad. Caballos, yeguas, burros y ahora hasta perros empezaron a desaparecer”.

”Toda esa carne va a parar a las fábricas clandestinas de chacinados y también a carniceros inescrupulosos de barrios humildes, porque a esa carne ellos la mezclan con otras y con eso elaboran chorizos y embutidos, o la venden como carne molida y hasta milanesas. También lo hacen con algunos cortes”, denunciaron.

Mas tarde, tras una intensa búsqueda y con el aporte de datos precisos de algunos vecinos, en la siesta de este caluroso viernes; efectivos policiales hallaron los cueros y las vísceras de los equinos en el basural municipal ubicado en calle 17 prolongación hacia el oeste de la ciudad. Los animales habrían sido faenados en ese mismo ,y los restos y vísceras (que a los delincuentes no les sirvieron) quedaron esparcidos dentro de una laguna de la zona.

El hallazgo generó profunda indignación en el sector minifundista del centrochaqueño ya que de un tiempo a esta parte se agudizó el delito rural, especialmente el robo de caballos. También agrupaciones protectoras de animales y la comunidad en general elevaron airados reclamos ante semejante barbarie.

“No puede ser, pedimos ya mismo el control bromatológico en todas y cada una de las carnicerías de la ciudad porque al final no sabemos lo que estamos comiendo. Todo Sáenz Peña sabe que esa carne de caballo venden a las carnicerías y a las fábricas de embutidos, y esos mismos establecimientos proveen a los comedores barriales’. Pedimos que la Justicia actúe ya mismo y no les tiemble la mano para meter presos a esos delincuentes, porque mañana puede aparecer un ser humano intoxicado o muerto por consumir animales no aptos. Piensen, es eso señores políticos, y no apañen a estos delincuentes”, dispararon ofuscados desde la Asociación Civil ‘Amo los Perros’.

Advertisement
VIAperiodismo365.com
Compartir