Corrientes: procesaron a un kinesiólogo acusado de abuso y dictaron su prisión preventiva

El Juzgado de Instrucción N°3 procesó por abuso sexual con acceso carnal a un kinesiólogo de la Capital, quien continuará detenido en la Unidad Penal N°6 de San Cayetano. La doctora Josefina González Cabañas se entrevistó con la víctima y su mamá para explicarles los alcances de la resolución en lenguaje claro.

Este martes, por Resolución N°2.829, la magistrada resolvió la situación legal del imputado y ordenó su procesamiento por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

Advertisement

González Cabañas decretó la prisión preventiva del kinesiólogo, acusado de abusar de un adolescente de 13 años, por lo que continuará detenido en la Unidad Penal N° 6. Esa decisión fue tomada teniendo en cuenta la totalidad de las pruebas incorporadas a la causa, mediante las cuales se ha podido acreditar la existencia del hecho denunciado y la responsabilidad del imputado como autor del mismo.

El hecho que originó la presente causa ocurrió en el mes de agosto pasado, circunstancias en que la víctima adolescente asistió al consultorio para realizarse un tratamiento de kinesiología.

Luego de notificar a las partes lo resuelto, la magistrada se entrevistó con el adolescente y su madre a fin de explicarles los términos de la resolución y el avance de la causa. Utilizó un lenguaje claro y sencillo teniendo en cuenta el principio de capacidad progresiva, el derecho de las víctimas, y el interés superior de los niños, niñas y adolescentes.

Cabe recordar que el fiscal Gustavo Robineau, que estuvo al frente de la investigación, dio detalles del caso.

Según informó, los menores de 11 y 13 años – que son hermanos – llegaron al consultorio como de costumbre por problemas de columna y que requerían una atención continua. “Los chicos realizaban ejercicios posturales y luego llevaron a cabo una rutina de control sobre los avances del tratamiento que se hacen en un box”, dijo el fiscal.

Y prosiguió: “Ese día pasó la particularidad de que fueron atendidos por otro kinesiólogo, le realizan sus prácticas y cuando terminan, el denunciado, que sería uno de los jefes, pide para volver a hacerle el control pero no lo hace en un box sino en su lugar de atención exclusivo y sin la presencia de los padres”.

El implicado hizo ingresar primero al menor de 11 años de manera individual, que lo atendió por aproximadamente 10 minutos, luego ingresó el joven de 13 que habría permanecido por más tiempo dentro del consultorio.

Asimismo, el fiscal indicó que, tras volver a la vivienda familiar, el menor de 13 años llamó a una línea de ayuda a víctimas de abuso por sus propios medios y que a raíz de ese llamado el servicio se comunicó directamente con los padres del menor. Frente a tal situación, la madre de los menores recurre directamente a la fiscalía, donde se derivó hacia delitos sexuales.

Advertisement
VIAellitoral.com.ar
Compartir