Presentan “Que la casa se vuelva río” en el Espacio Macedonio

Este sábado 23 de octubre, a las 21, en Espacio Macedonio (López y Planes 571), se realizará la presentación de la antología de poemas titulada “Que la casa se vuelva río”, resultado del taller de escritura de Agustina Wischnivetzsky, dictado durante 2021.

“Que la casa se vuelva río” es una antología digital construida de forma colectiva, de la que participaron Fede Fischer, Corina Sosa, Laly Valega, Daira Nuñez, Flor Perez Laplace, Rodrigo Villalba y Malena Beskow. La misma está compuesta por una serie de poemas que estarán disponibles para descargar de manera gratuita, desde las redes sociales de Macedonio y el Instituto de Cultura del Chaco.

Advertisement

Esta actividad forma parte del proyecto “Espacio Cultural Macedonio” financiado a través de la Ley de Mecenazgo del Chaco, que constituye una forma de brindar a la comunidad una oferta artística diversa y posibilitando, además, el sostenimiento de este espacio cultural vital en Resistencia.

Desde febrero del presente año, se llevaron a cabo múltiples actividades artísticas y culturales en el local Macedonio a partir del proyecto “Macedonio Espacio Cultural” financiado a través de la Ley 1353-E “Mecenazgo del Chaco”. Estas propuestas tuvieron como propósito sostener, fomentar y contribuir a la reactivación del sector productivo cultural y creativo del Gran Resistencia. Asimismo, su ejecución permitió el sostenimiento real de este espacio físico, que alberga gran cantidad de agentes culturales. Este proyecto tuvo lugar luego de un año de pandemia, en el cual no pudieron realizarse las actividades que normalmente se desarrollan allí y donde el público no pudo asistir presencialmente.

 

Sobre el proyecto “Espacio Macedonio”

Las actividades del proyecto se dividieron en cuatro ejes: gastronomía local-regional, artes visuales, música y literatura, y en ocasiones la propuesta fue que estas dos últimas disciplinas pudieran encontrarse en ensambles o producciones propias que surgieron en el marco de este espacio.

El total de actividades realizadas durante el mencionado período fueron veinticuatro alcanzando a un promedio de 1.200 personas que asistieron a dichos eventos de forma gratuita, más los asistentes del taller de escritura que por protocolo nunca excedieron el tope máximo de diez personas.

Por otra parte, cabe destacar que el proyecto posibilitó sostener el trabajo de músicos y músicas, escritores-narradores, chefs, diseñador gráfico, community manager, sonidistas, contadora, gestora cultural, productora y del coordinador general. Esto permitió, en medio de una crisis económica y sanitaria, profesionalizar la gestión cultural en dicho espacio desde la comunicación hasta la producción, aumentando el volumen de público y por ende incrementando la cantidad de trabajadores que allí se desempeñan principalmente desde el área gastronómica.

 

Advertisement
Compartir