El costo laboral actual es la mitad que en 2011, 2015 y 2017

En el Coloquio de IDEA, el director de la consultora PxQ Agustín Álvarez Agis explicó que el salario de los trabajadores no es una barrera para el aumento del empleo.

Ante un auditorio con cientos de empresarios, Emmanuel Álvarez Agis explicó que el salario de los trabajadores no es una barrera para el aumento del empleo porque el costo laboral actual representa la mitad que en 2011, 2015 y 2017. El director ejecutivo de la consultora PxQ rechazó la propuesta que planteó IDEA en el coloquio número 57 de flexibilizar el mercado de trabajo.

Advertisement

“Me toco implementar una reforma laboral y todas fracasaron, inclusive la que me tocó protagonizar”, explicó Agis en su exposición. “El costo laboral actual es la mitad que en 2011, 2015 y 2017”, detalló el economista, que compartió panel con el ex ministro de Hacienda macrista Hernán Lacunza.

“Cuando hay un problema de generación de empleo veo causas de oferta (la composición de mano de obra) y de demanda (las empresas no quieren contratar y a veces por costo laboral)”, teorizó. Para el caso argentino, precisó que el problema laboral consiste en “la falta de demanda de empleo, que deriva de un problema macroeconómico”.

El sueldo más las cargas patronales y aportes sociales actual consiste en US$ 1.080, estimó PxQ. Esto queda muy por debajo de los US$ 2.238 de 2015 o los casi US$ 2.000 de 2011 y 2017, medido todo en dólares constantes de 2021. “Hoy tenemos costo laboral que es la mitad de los años electorales. Si no se puede exportar ahora es difícil en los próximos diez años porque ese costo va a subir”, planteó.

Ante esto, trajo el caso del acuerdo de petroleros para Vaca Muerta: “Se discutió mucho y se lo acusó a (Guillermo) Pereyra de flexibilización laboral. El Estado bajaba retenciones, la provincia congelaba regalías y los privados ponían dinero. Todo se cumplió y no se generó empleo”. Agis planteó que el Gobierno nacional trata de transformar “planes sociales en empleo cuando no hay demanda de empleo y esto deriva de la falta de crecimiento económico y esto deriva de la inestabilidad macroeconómica que arrastramos desde hace varios años”.

Ante los pedidos de flexibilización laboral, el economista les apuntó a los empresarios que plantean exigencias, pero no proponen nada a cambio. “Si vamos a una mesa hay que ponerse de acuerdo sobre qué vamos a poner. La Argentina hace rato que tiene poco para dar”, comentó.

 

 

 

Advertisement
FuenteEl Destape
Compartir