Piden justicia por el crimen de Cristian Cardozo: “No se puede soportar que te maten a un hijo”

Quebrada en llanto, la madre de Cristian Cardozo, asesinado en la última Navidad en Fontana, pidió justicia y la máxima pena para la pareja detenida por el crimen. Fue en el marco de una audiencia preliminar pautada en la Camara el Crimen N°2, que finalmente fue suspendida a pedido de la Fiscalía.

Cristian Javier Cardozo, de 26 años, fue apuñalado en la mañana de la Navidad de 2020, en la localidad de Fontana y perdió la vida horas más tarde en el hospital Perrando. Por su asesinato hay dos personas detenidas: Maximiliano Retamozo de 27 y Gisela Esquer de 24.

Este martes, en la sede de la Cámara del Crimen N°2, su familia se manifestó para pedir justicia, en una protesta que fue encabezada por su madre, Graciela Cardozo. “Es un día muy difícil para mí, pero confío en Dios y en la justicia”, expresó en diálogo con CIUDAD TV, visiblemente emocionada y entre sollozos, en el marco de la audiencia que protagonizó.

“Un 25 de diciembre, a la mañana, él llegó a la hora y al lugar equivocado. Defendió a una chica a la que iban a apuñalar”, recordó la mujer y comentó que la pareja se encuentra detenida desde el momento en que murió su hijo.

“Ellos, obviamente van a decir que son inocentes, van a preparar miles de estrategias. Pero mi hijo está muerto. Ella, Gisela Esquer, fue que propició la primera puñalada y fue la que ocasionó su muerte porque le cortó su arteria aorta. Y después lo siguieron apuñalando, la autopsia dice que tiene más de una puñalada. O sea que no fue un acto de defensa, fue un asesinato. Yo quiero justicia, quiero la máxima pena para esas dos personas que nos dejaron en esta oscuridad”, expresó.

“Que maten a tu hijo es algo que no se puede soportar, ni aceptar siquiera que de aquí en adelante el hogar de mi hijo es un cementerio en el que voy a estar para siempre. Extrañarlo nos va matando porque no va a estar nunca más. Y estas dos personas, algún día, van a salir en libertad”, sostuvo la mujer, quebrada en llanto.

“Ellos querían matara a esta chica, Marina Lencina, y no lo hicieron. Había riña entre ellas, entre Gisela Esquer y Marina Lencina por ese muchacho, por Retamozo. Mi hijo no tenía nada que ver, pero yo pido justicia”. aseguró.

Esta fue la primera audiencia de la que iba a participar la madre del joven, aunque fue suspendida a pedido de la Fiscalía. “Nos resulta favorable porque si bien la familia quiere justicia, nosotros ingresamos ahora en esta causa y queremos tomar conocimiento acabado de la investigación, de cómo vine, e impulsar la investigación en el mismo sentid que quiere la familia. Obtener justicia y una resolución lo más rápido posible”, sostuvo el abogado querellante, Juan Arregil, quien tomó el caso por decisión de la familia luego de la intervención de la Defensoría Pública. Estimó el profesional que al estar frente a una audiencia preliminar, los tiempos podrían favorecer a que antes de fin de año pueda desarrollarse el juicio oral.

Compartir