Inauguraron un centro para tratamiento de personas por consumo problemático en Resistencia

El Centro de Prevención de Consumo Problemático funcionará en la ex sede de la Casa Cuna de Resistencia. Será para el tratamiento ambulatorio de personas con problemas de adicciones. El acto estuvo encabezado por el gobernador Jorge Capitanich.

El gobernador Jorge Capitanich participó hoy de la inauguración del Centro de Prevención de Consumo Problemático en la ciudad de Resistencia que funcionará en la exsede de la Casa Cuna, Vedia 372. Se trata del segundo centro de estas características para el tratamiento ambulatorio de personas con problemas de adicciones que se pone en marcha en el Chaco, luego del inaugurado en la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña.

“Esta agenda prioritaria implica no solamente prevenir sino también generar un proceso de rehabilitación y, obviamente, de inserción de carácter social”, explicó Capitanich. En ese sentido, describió que “eso implicó para nosotros adoptar una serie de medidas de tratamiento en el marco de la ley 26.557 de Salud Mental con el Órgano Revisión Mental, entender claramente que esta es una problemática compleja, que requiere un enfoque de carácter interdisciplinario, holístico e integral y esto lo que estamos haciendo”.

“Este centro va a ser de abordaje y de rehabilitación con un tratamiento de carácter ambulatorio. Es lo que la provincia necesita, lo que Resistencia necesita, así como lo hicimos en Presidencia Roque Sáenz Peña y también habilitamos esta casa de mitad de camino y todo un esquema de abordaje de la problemática con aproximadamente 1000 personas con seguimiento permanente con potencial seguimiento de 2000 personas”, agregó el gobernador.

En ese contexto, precisó que “acá estamos haciendo seguimiento de 100 personas, pero creo que es muy importante porque este tema de tratamiento, rehabilitación de carácter ambulatorio, más las redes articuladas con distintas iglesias evangélicas, católicas, más organizaciones no gubernamentales especializadas en la materia, es lo que nos permite abordar una problemática que es compleja”.

“Todos los consumos problemáticos obviamente generan mediante adicciones una distorsión en las conductas desde el punto de vista personal y nosotros necesitamos trabajar empáticamente para resolver el problema”, reflexionó Capitanich.

Chiacchio Cavana: “Para Desarrollo Social, es una de las principales políticas públicas”

Pía Chiacchio Cavana, ministra de Desarrollo Social

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social del Chaco, María Pía Chiacchio Cavana, destacó el trabajo del Ministerio de Infraestructura que “ha refaccionado y acondicionado el lugar para que podamos brindar un servicio de contención, de prevención y de tratamiento ambulatorio, junto al Ministerio de Salud Pública, para aquellas personas que están atravesando una situación de consumo problemático de sustancias”. En ese contexto, subrayó que “para nosotros en Desarrollo Social, una de las principales políticas públicas preventivas es la del consumo problemático de sustancias”.

“Tenemos conformadas 37 asesorías comunitarias en diferentes barrios populares, esto implica que cada una tenga personas formadas con conocimiento en la prevención de las adicciones, y que precisamente son este puente entre el barrio y el Estado para poder hacer las derivaciones y que aquella persona que tenga un tratamiento ambulatorio, bajo el régimen de internación cuando sea necesario y cuando haya una prescripción médica”, precisó.

“Hacer esta obra implica recuperar vidas y devolver la esperanza a cientos de familias que atraviesan un problema como este”, concluyó la ministra.

Tratamientos voluntarios 

Melina Aguirre Coloschi, directora Centro de Prevención de Consumo Problemático

La directora del Centro de Prevención de Consumo Problemático, Melina Aguirre Coloschi, reveló que el establecimiento tiene la función de tratar “a todas aquellas personas que se encuentran en alguna situación problemática de consumo de sustancias lícitas o ilícitas”. Explicó que el centro estará abierto de lunes a viernes de 8 a 18 horas para personas a partir de 18 años y que los tratamientos son voluntarios.

“Está dirigido a toda la población, para personas que han hecho rehabilitación, el sostenimiento del tratamiento ambulatorio como así también para la familia en el contexto que rodea”, explicitó la directora.

En ese contexto, puntualizó que se trabajará en forma articulada con el Ministerio de Salud Pública a partir de un equipo interdisciplinario que estará conformado por licenciados en Psicología Social, psiquiatras, médicos, enfermeros, operadores en Psicología Social, técnicos en Niñez.

También adelantó que se elaborará un plan de trabajo que comprenderá tanto tratamientos individuales como grupales, además de actividades recreativas como la constitución de una huerta en el establecimiento.

“Es un plan de trabajo integral y desde la protección de derechos para las personas”, concluyó Aguirre Coloschi.

 

 

 

Compartir