Desaparición de Nicolás Leiva: “Me dijo ‘ya vengo, mami’ y fue la última vez que lo vi”

Nicolás Leiva, de 19 años, desapareció el 4 de agosto de 2017 y la causa continúa sin avances certeros sobre lo ocurrido con el joven. Su madre, Norma Sánchez, dialogó este viernes con el móvil de CIUDAD TV y reiteró el reclamo para que la causa pase al fuero federal. "Nadie te llama, es un silencio, es una tumba total. Es esperar todos los días y que él nunca vuelva a casa", manifestó.

Norma Sánchez, madre de Nicolás Leiva, joven desaparecido el 4 de agosto de 2017.

“Quiero saber qué pasó con mi hijo, que me den respuestas; sea el fiscal o el Gobierno, que se ocupen de los casos de la gente desaparecida en el Chaco. No somos escuchadas las madres que tenemos a nuestros hijos desparecidos”, pidió la mujer que reiteró su pedido para que avance la investigación que recae sobre el Ministerio Público Fiscal en la figura de Jorge Gómez.  .

Recordó que el día de su desaparición, Nicolás salió de su casa, “como todas las veces a cortar pasto, él hacía changas. Salió por la mañana, cortó pasto y volvió a dejarme la plata. Me preguntó si ya cociné y le dije que no, que le hacía un huevo frito y lo hice. Me dejó la plata de lo que trabajó y se llevo lo que era suyo”. “El 4 a la tarde, no venía Nicolás. Entre las 17 y 17,30 pasó por el pasillo, su hermana lo vio. Lo busco y le digo que ya era tarde a la hora del mate. Me dijo “ya vengo, mami”. Y esa fue la última vez que lo vi. Si sabía lo que iba a pasar no lo soltaba. Pero no lo sabía”, expresó la mujer.

La hipótesis de la familia sigue involucrando, por otro lado, a efectivos de la Comisaría 10ª. Tal como recordó la mujer, tiene tres denuncias hechas sobre esta Seccional. “Era perseguido constantemente, Nicolás. No era nuevo. Nicolás fue amenazado de muerte, que lo íbamos a encontrar muerto. No se nos escuchó cuando hicimos la denuncia porque era perseguido y maltratado. Cuando lo tiraron a la laguna, cuando lo corría la policía. Yo salía a correr atrás de mi hijo para salvarlo, miles de veces salí a correr atrás de la policía para poder salvar a mi hijo”, exhortó.

“Si la Justicia de acá no hace nada, que tome la federal el caso. Pero por favor que se esclarezca esto, que se sepa qué pasó con mi hijo. El dolor que yo llevo es de cuatro años y dos meses, es muy doloroso no tener a tu hijo, no tener nada, no saber qué pasó. Nadie te llama, es un silencio, es una tumba total. Es esperar todos los días y que él nunca vuelva a casa. Mi familia y yo estamos destrozados, estoy vacía por dentro”, dijo la mujer. “Me siento sola, abandonada, sin respuestas, sin mi hijo. El 15 cumpliría 25 años y no tengo a mi hijo”, recalcó.

Compartir