Covid-19: escuelas de Chaco cumplieron con la primera semana de presencialidad plena

El Ministerio de Educación de la provincia emitió un balance sobre la presencia de niños y adolescentes en las aulas de toda la provincia, en el marco de la flexibilización de las medidas sanitarias.

Primera semana de presencialidad plena en las escuelas chaqueñas.

Desde el Ministerio de Educación de la provincia, emitieron un comunicado en donde establecen un positivo balance de la primera semana de la presencialidad plena en las escuelas chaqueñas, avanzando con la flexibilización de medidas de bioseguridad, en el marco de la pandemia por Covid-19.

Advertisement

Desde la cartera educativa señalaron que, en una semana marcada por la alegría del reencuentro, la Provincia del Chaco transitó sus primeros cinco días -festejo por el 21 de septiembre de por medio- con clases presenciales en la totalidad de sus establecimientos escolares, de todos los niveles y modalidades, con todos los alumnos asistiendo durante la jornada escolar completa, algo que no ocurría desde las primeras semanas de marzo de 2020.

Cabe decir que durante este largo tiempo signado por la pandemia, muchos chicos, compañeros de curso habituados a verse cada día, quizá incluso habiendo forjado una amistad en la escuela, se vieron de repente separados, primero por la interrupción de las clases presenciales y el paso a la educación a distancia que ésta impuso, y luego, desde marzo de este año, por la aplicación del concepto de burbujas como medida necesaria para el retorno a las actividades presenciales en aquella primera etapa.

Para todos ellos, la presencialidad plena significó volver a encontrarse y compartir el aula y el tiempo escolar con todos sus compañeros, como no sucedía desde hace 18 meses.

Las señales positivas que arrojaron los indicadores sanitarios y epidemiológicos de la semana anterior en todo el territorio provincial permitieron a la cartera educativa dar paso a esta nueva etapa y habilitar a las escuelas de todo el Chaco para que puedan recibir a la totalidad de sus estudiantes, con protocolos, sí, pero ya sin burbujas.

El pasado jueves, en asamblea del Consejo Federal, los ministros de Educación ratificaron este camino de retorno a la presencialidad plena en todo el país y lo respaldaron con dos resoluciones que serán claves: la intensificación de los operativos de vacunación a estudiantes, docentes y personal auxiliar, añadiendo la posibilidad de articular con las autoridades sanitarias de la jurisdicción para desarrollar estos operativos en los mismos establecimientos escolares, y la creación del Fondo Federal Volvé a la Escuela, que permitirá salir a buscar uno por uno a  los estudiantes que se han desvinculado del sistema educativo durante la pandemia y llevar adelante las acciones pertinentes para su efectiva escolarización.

Claro que la gran noticia que significa la presencialidad plena en toda la provincia de ningún modo debe dar lugar a una relajación en nuestros cuidados. Muy por el contrario, implica una importante responsabilidad para todos y todas, con el desafío de no volver atrás.

Se debe continuar con el respeto al distanciamiento, que es de 90 centímetros dentro de las aulas -con lugares fijos asignados para cada estudiante- y de 2 metros en espacios comunes e intensificando las medidas de prevención con las que hemos hecho frente a la pandemia desde el día uno, como son el uso obligatorio de barbijo, la ventilación de ambientes y ventilación cruzada, la higiene de manos y el aislamiento de casos sospechosos y contactos estrechos.

Por otra parte, los directivos de las instituciones educativas deben recordar la obligatoriedad de la carga de casos epidemiológicamente relevantes en la Plataforma Cuidar Escuelas (argentina.gob.ar/cuidarescuelas).

Advertisement
Compartir