“Cumplimos dos años de la bajante más prolongada y extrema de la gran Cuenca Del Plata”, apuntan desde la APA

Sin perspectivas en cuanto a precipitaciones copiosas que puedan darse en las nacientes del Paraná y Paraguay, desde la APA advierten que la situación de bajante seguirá "complicadas" y con pocas posibilidades de que el cuadro se revierta.

El vocal de la Administración Provincial del Agua (APA), Gustavo D`Alessandro se refirió al monitoreo que llevan adelante sobre la bajante del río Paraná que, si bien aumentó su caudal en las últimas semanas, se debió exclusivamente a la apertura de compuertas de las represas hidroeléctricas. “Lamentablemente, ya cumplimos dos años de la bajante más prolongada y extrema de la gran Cuenca Del Plata. No solo el río Paraná tiene complicaciones sino también el Paraguay, el Iguazú y el Uruguay”, sostuvo.

“Lamentablemente, las presas que se encuentran aguas arriba en el Paraná, que son más de 35 presas en la República federativa del Brasil, están en un promedio de entre 35% y 40% de sus caudales. Yacyretá ronda el 50% de su capacidad de acopio en agua de embalse como también Itaipú”, comentó.

Explicó que las erogaciones que se vienen concretando, se dan en la medida en que requieren energía eléctrica para poder consumir en el sur de Brasil, y son las que finalmente levantan los caudales. “Pero la información que tenemos del Ente Binacional Yacyretá, es que ronda entre los 8500 y 9000 M3 por segundo, muy por debajo al promedio de los últimos 25 años. Y se debe a que no hay lluvias en las nacientes. Lamentablemente, la información que tenemos del servicio Meteorológico Nacional y del Instituto Nacional del Agua es que para estos meses de septiembre, octubre y noviembre, las precipitaciones van a ser normales o inferiores. La situación va a seguir complicada, no se va a revertir porque se necesitan muchas lluvias en las nacientes”, aseguró.

Lluvias 

En cuanto a las tareas de bombeo por las últimas lluvias registradas en el área metropolitana del Gran resistencia, comentó que continuaron con monitores habituales sobre las distintas estaciones que se ubican sobre las defensas del Paraná y el Negro. “Hemos encendido tres estaciones de bombeo y en las otras hemos hecho escurrimientos a través de la apertura de compuertas”. En cuanto a los lados cuencos internos de los sistemas de defensas, indicó que se encuentran “muy deprimidos porque hace muchos meses que no hay lluvias importantes, como así también el rio negro y el Paraná que se encuentran muy por debajo de lo normal”.

Informó que las precipitaciones en Resistencia rondaron entre los 25 y 30 milímetros “y llovió un poco más en Barranqueras y Puerto Vilelas donde se registraron entre 45 y 50 milímetros”. “En el interior de a provincia, en el sector sudeste, hubieron precipitaciones dispares en algunas localidades del interior”, completó.

Compartir