La suba del salario mínimo marcará el primer paso en el plan reactivador del Gobierno nacional

De mínima, el incremento llegará al 46% en sintonía con la pauta salarial. No es la primera vez que el Consejo Nacional del Salario se propone como herramienta de emergencia. Desde 2016, cuando la economía del Gobierno de Mauricio Macri comenzó a resquebrajarse, el titular de la Unión Ferroviaria (UF) Sergio Sasia propuso apelar al SMVM como medicina al deterioro salarial, ampliando su convocatoria anual.

El Consejo del Salario (CNS) apresuró su vuelta al ruedo en modo virtual para este martes con en la premisa crucial de fijar el nuevo valor del haber básico con una mejora que se descuenta se fijará en el 46% y alcanzará los $32.367.
“Esta vez, más que nunca, importa el numerito”, precisaron a BAE Negocios desde sindicatos, Cámaras patronales y la Casa Rosada.

La premisa remarca la necesidad declamada “de poner plata en la calle”, si bien el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) sólo resguarda a trabajadores/as con empleo registrado, algunos estatales y beneficiarios del Plan Potenciar Trabajo.

A partir del 1 de julio, el ingreso mínimo se fijó en $27.216, en $28.080 desde agosto y en $29.160 desde el primer día del corriente mes.
Un párrafo político en esta definición: empresarios y sindicatos coinciden en que además de los “respaldos” en declaraciones y comunicados para el Gobierno urge un dato duro para responder “la demanda de la gente en las urnas”.

El destinatario de dicho aval es el Presidente Alberto Fernández.

El Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil está en el podio de relevancia de la agenda gubernamental esta semana, detrás de la asunción de los nuevos funcionarios. Además de fijar el nuevo SMVM actualizará valores mínimo y máximo de la prestación por desempleo.

Antes de adelantar la fecha, incluso dos días después de las PASO, desde la cartera laboral a cargo de Claudio Moroni había ratificado que la convocatoria del jueves 30 era firme. El “terremoto” de las urnas, renuncias incluidas, modificó planes en el oficialismo.

Del CNS participan las cámaras empresarias, la CGT, la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky y la CTA Autónoma (CTAA) de Ricardo Peidró.
Esta última central será parte de todas las instancias de debate ya que el decreto oficial 618/21 amplió la cantidad de representantes en el CNS.

Su adjunto, Hugo “Cachorro” Godoy, precisó a BAE Negocios: “Esperamos que el Gobierno concrete su palabra de mejoras por encima de la inflación en primer lugar. Ahora no podemos obviar que el SMVM hoy impacta sólo en los trabajadores del sector privado, a 400.000 estatales nacionales y cerca de 1.000.000 de beneficiarios del Plan Potenciar Trabajo. No alcanza a provinciales y municipales”.

Godoy puntualizó en sus dichos que “más de la mitad de la clase trabajadora” no es alcanzada por el SMVM, de allí que la CTAA insiste con su moción para adosar al haber mínimo, un salario universal. “Se trata de otorgar a quienes no tienen ingreso alguno, un piso digno para vivir”, agregó.

No es la primera vez que el CNS se propone como herramienta de emergencia. Desde 2016, cuando la economía comenzó a resquebrajarse, el titular de la Unión Ferroviaria (UF) Sergio Sasia propuso apelar al SMVM como medicina al deterioro salarial, ampliando su convocatoria anual.

VIAbaenegocios.com
Compartir