Finalmente Jaldo asumirá como gobernador de Tucumán

Con la mediación del presidente Alberto Fernández, el gobernador tucumano, Juan Manzur, y su vice Osvaldo Jaldo firmaron la paz. Negociaron la sucesión tras estar enfrentados políticamente durante meses. El tiempo dirá si se respeta el acuerdo.

Intercedió el propio Presidente. En la noche del domingo, Alberto Fernández llamó al vicegobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo. Esa llamada fue el principio de la negociación para destrabar la llegada del gobernador Juan Manzur al gobierno nacional para asumir la Jefatura de Gabinete en reemplazo de Santiago Cafiero. También le habrían hecho un llamado la vicepresidenta Cristina Kirchner y Oscar Parrilli.

Lo cierto es que parece haber tregua. Manzur y Jaldo están enfrentados políticamente. Es más, compitieron en listas separadas (el primero como senador suplente, y el segundo como candidato a diputado) y hacía seis meses que no se reunían, encuentro que finalmente tuvo lugar durante la mañana de hoy en la sede del gobierno provincial para definir las condiciones de la sucesión del poder en Tucumán.

Tras la reunión, Jaldo señaló: “El presidente ha tenido una gran consideración al reconocer a la provincia de Tucumán y a la figura de nuestro gobernador. Al ausentarse el señor gobernador, quién se hará cargo del Poder Ejecutivo será el que habla. Así, mientras dure la licencia que acaba de salir a la Legislatura y que será tratada hoy mismo”.

“Nuestro gobernador tiene que irse lo más tranquilo posible”, aseguró el vicegobernador tucumano.

De esa manera, Manzur queda habilitado a asumir a las 16 como jefe de Gabinete en reemplazo de Santiago Cafiero, que jurará como Canciller en reemplazo de Felipe Solá.

Los leales a Manzur destacan que el movimiento en la cúpula del poder tucumano también implica otras negociaciones. “Lo que seguramente se está negociando es cómo va a quedar constituida la Legislatura, los diferentes bloques. No podés dejarle al jaldismo tanto la gobernación como la Legislatura, sería muy complejo que la dirigencia aceptara eso”, dijo el domingo a Radio 10 el diputado tucumano Pablo Yedlin, cercano a Manzur.

El diputado no veía probable que Jaldo se bajara de la gobernación, que le correspondería asumir según establece la Constitución provincial.

Una versión indica que el Gobierno buscó tentar a Jaldo con un cargo nacional para evitar que asuma la conducción de la provincia, en medio del enfrentamiento. Pero aunque inicialmente había mostrado interés en la propuesta, finalmente la rechazó, pese a los insistentes llamados que recibió desde Buenos Aires, incluido uno del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Incluso, Jaldo también rechazó un ofrecimiento para ser secretario de Provincias del Ministerio del Interior de la Nación.

El tiempo dirá si Jaldo le dijo todo que sí tanto a Manzur como a Fernández o si realmente se comprometió a cuidarle “el rancho” a su hasta ahora adversario político mientras éste se encarga de una función importante en un momento clave del Gobierno.

VIApagina12.com.ar
Compartir