Se necesitaron $68.359 para no ser pobre durante el mes de agosto

En agosto la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) fue de 0,7% respecto a julio, mientras que la canasta básica total (CBT) presentó un incremento de 1,2%, según dio a conocer este jueves el nuevo informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. De ese modo, en el primer semestre de 2021, la CBA acumuló 25,8%, mientras la de la CBT resultó en 22,9%.

El costo de la canasta que determina la línea de pobreza se desaceleró por segundo mes consecutivo en agosto. En paralelo, la canasta que determina la línea de indigencia exhibió su incremento más bajo desde abril de 2020.

Advertisement

La canasta básica alimentaria, determinada por los requerimientos normativos kilo calóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto cubra esas necesidades durante un mes, tuvo una variación interanual de 55,5% y se situó en $9.454. A su vez, una familia tipo conformada por dos adultos y dos hijos menores de seis y ocho años, necesitó percibir $29.213 para no encontrarse por debajo de la línea de indigencia.

Por su parte, la canasta básica total (la CBA ampliada y considerando los bienes y servicios no alimentarios), tuvo una variación interanual de 50,3%. La misma familia tipo necesitó $68.359 para no ser considerada pobre, mientras que una familia de 5 integrantes requirió de $71.899. Para un adulto, la CBT se ubicó en $22.123.

El aumento de la CBA se ubicó por debajo del nivel del incremento de los precios minoristas, que fue del 2,5%. En abril y mayo, ambas canastas experimentaron una desaceleración, pero en junio una fuerte suba. Sin embargo, desde entonces se volvió a ralentizar su ritmo.

Advertisement
VIAambito.com
Compartir