Bajante y sequía: “Hay mucha expectativa por el comportamiento de la temporada de lluvia desde octubre”

El ingeniero Rohrmann se refirió a indicadores "dispares" en cuanto al inicio de la temporada de lluvia que, a partir de octubre, podría revertir de forma paulatina la situación de bajante del río Paraná, tanto como la de sequía. Indicó que para la región del litoral podrían mantenerse los valores deficitarios en cuanto a precipitaciones, no así para Chaco, Santiago del Estero y Formosa, donde se espera que sean normales.

Hugo Rohrmann, ingeniero Hídrico.

El ingeniero en Recursos Hídricos, Hugo Rohrmann, se refirió a las exceptivas que, en positivo, se proyectan en cuanto a la llegada de la temporada de lluvias que podría revertir de manera paulatina la situación de bajante del río Paraná desde su cuenca en Brasil. “Octubre es el mes de inicio de la temporada de lluvias y, en un contexto de sequía, es donde más atención recibe esa información”, afirmó en diálogo con CIUDAD TV.

Advertisement

Sostuvo que los indicadores, en ese sentido, son dispares. Explicó que, para la región del litoral, Entre Ríos, Misiones, Corrientes y el sur del Paraguay, el Servicio Meteorológico Nacional “sigue indicando precipitaciones deficitarias hasta noviembre, por lo cual, desde ese punto de vista y para esa región no cambiaría”. Mientras que, para el caso de la provincia del Chaco, la región centro y oeste, junto con Santiago del Estero y Formosa, indica “precipitaciones normales”. “Si eso se da en esas cantidades ya son precipitaciones que comienzan a definir de algún modo el fin de la sequía, que no es de las más importantes que está sufriendo el Chaco. Y no deja de ser una buena noticia dentro de este contexto de sequía y de bajante general”, consideró.

“En el comportamiento del río Paraná también hay buenas noticias porque en la parte más alta brasileña comienza a aparecer la posibilidad de lluvias normales o por encima de lo normal, a excepción de la cuenca del Iguazú que está pegada a Misiones, sur del Paraguay, que todavía sigue claramente con precipitaciones deficitarias”, informó e indicó que “es un panorama heterogéneo. En algunos lugares, va a comenzar a llover en forma normal y en otras van a seguir apareciendo valores deficitarios”.

“El Paraná, que ha tenido una pequeña subida en estos últimos días, está respondiendo al desembalse de las represas de hidroelectricidad brasileñas. Hay una demanda muy grande, es una situación muy crítica para Brasil. No está respondiendo a precipitaciones del último mes como para decir que por eso incrementó un metro. por eso, el Instituto Nacional del agua, sigue manteniendo como perspectiva, la posibilidad de que la bajante se mantenga y hasta puede llegar a valores aún más bajos que lo que estamos teniendo, alrededor del metro o 90 cm. Y no aparece tampoco claro, el fin de la bajante”, sostuvo.

Frente a ese escenario, consideró que, si las precipitaciones en la parte norte de la cuenca brasileña del Paraná comienzan a ser efectivas, “podría aparecer una luz como para que el mes que viene o entre octubre y noviembre, se pueda definir una normalización también en el río Paraná que, hasta ahora, no está presente”.

 

Advertisement
Compartir