Alberto Fernández: “No es tiempo de plantear disputas que nos desvíen del camino”

El Presidente agradeció los apoyos que recibió y llamó a la coalición gobernante a "escuchar el mensaje de las urnas y actuar con toda responsabilidad" para "asegurar que se satisfagan las necesidades de nuestro pueblo". "La gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente", afirmó.

El presidente Alberto Fernández difundió por Twitter un mensaje en medio de la crisis del Gobierno en el que expresó su posición respecto de cuáles deben ser las prioridades después de la derrota del Frente de Todos y en medio de las disputas entre las diferentes vigas maestras que lo constituyen. Advirtió sobre la importancia de “no desviarse del camino”, agradeció a los movimientos sociales la movilización que iban a hacer en su apoyo, pero sostuvo que esa energía debe ser utilizada para intentar revertir el resultado electoral en noviembre, repitió que escuchó “el mensaje del pueblo”, pero aclaró que “la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente” porque para eso fue elegido y afirmó que va a gobernar siempre llamando “al encuentro de los argentinos”.

Advertisement

El Presidente posteó este jueves después de un miércoles complejo, en el que por la mañana hizo un acto acompañado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el que anunciaron juntos un proyecto de promoción de la producción de hidrocarburos en el Museo del Bicentenario. Allí, con Santiago Cafiero y Matías Kulfas en primera fila, hubo un extenso discurso del jefe de Palacio de Hacienda en el que mencionó varias veces de manera elogiosa a la vicepresidenta. Pero lo que habría desatado el enojo de Cristina Kirchner es que Guzmán dijo que la economía estaba bien. Cerca de las 14, todos los ministros del gobernador bonaerense Axel Kicillof pusieron a disposición sus renuncias. Unos minutos más tarde, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, presentó por los medios su renuncia. En un lapso de 50 minutos, lo siguieron en efecto dominó el resto de los funcionarios nacionales que responden a Cristina Kirchner: la titular del PAMI, Luana Volnovich; el de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani; la secretaria de Comercio, Paula Español; la jefa de Anses, Fernanda Raverta; el ministro de Justicia, Martín Soria; el de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; el de Cultura, Tristán Bauer; y el de Ambiente, Juan Cabandié, entre otros.

Por la tarde, Cristina Kirchner hizo un gesto de distensión y llamó al ministro de Economía para decirle que nunca había pedido su renuncia.

El Presidente hizo lo propio este jueves desactivando la marcha que los movimientos sociales iban a hacer en su apoyo. Y luego, en un largo hilo de Twitter, dejó claro que el que gobierna es él.

El presidente Alberto Fernández difundió por Twitter un mensaje en medio de la crisis del Gobierno en el que expresó su posición respecto de cuáles deben ser las prioridades después de la derrota del Frente de Todos y en medio de las disputas entre las diferentes vigas maestras que lo constituyen. Advirtió sobre la importancia de “no desviarse del camino”, agradeció a los movimientos sociales la movilización que iban a hacer en su apoyo, pero sostuvo que esa energía debe ser utilizada para intentar revertir el resultado electoral en noviembre, repitió que escuchó “el mensaje del pueblo”, pero aclaró que “la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente” porque para eso fue elegido y afirmó que va a gobernar siempre llamando “al encuentro de los argentinos”.

El Presidente posteó este jueves después de un miércoles complejo, en el que por la mañana hizo un acto acompañado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el que anunciaron juntos un proyecto de promoción de la producción de hidrocarburos en el Museo del Bicentenario. Allí, con Santiago Cafiero y Matías Kulfas en primera fila, hubo un extenso discurso del jefe de Palacio de Hacienda en el que mencionó varias veces de manera elogiosa a la vicepresidenta. Pero lo que habría desatado el enojo de Cristina Kirchner es que Guzmán dijo que la economía estaba bien. Cerca de las 14, todos los ministros del gobernador bonaerense Axel Kicillof pusieron a disposición sus renuncias. Unos minutos más tarde, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, presentó por los medios su renuncia. En un lapso de 50 minutos, lo siguieron en efecto dominó el resto de los funcionarios nacionales que responden a Cristina Kirchner: la titular del PAMI, Luana Volnovich; el de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani; la secretaria de Comercio, Paula Español; la jefa de Anses, Fernanda Raverta; el ministro de Justicia, Martín Soria; el de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; el de Cultura, Tristán Bauer; y el de Ambiente, Juan Cabandié, entre otros.

Por la tarde, Cristina Kirchner hizo un gesto de distensión y llamó al ministro de Economía para decirle que nunca había pedido su renuncia.

El Presidente hizo lo propio este jueves desactivando la marcha que los movimientos sociales iban a hacer en su apoyo. Y luego, en un largo hilo de Twitter, dejó claro que el que gobierna es él.

Señales, gestos de distensión y conflictos no saldados con fin al abierto.

El texto completo de Alberto Fernández

La coalición de gobierno debe escuchar el mensaje de las urnas y actuar con toda responsabilidad. Debemos hacerlo, y lo haremos, para asegurar que se satisfagan las necesidades de nuestro pueblo. Nosotros tenemos que dar respuestas honrando el compromiso asumido en diciembre de 2019, de cara a la sociedad. No es este el tiempo de plantear disputas que nos desvíen de ese camino. Nuestro mayor desafío es continuar el proceso de reactivación ya iniciado, promover el empleo y garantizar la educación y la salud de nuestro pueblo. En cada acción que llevemos adelante, en cada decisión, ese debe ser nuestro norte. Agradezco el apoyo de gobernadores, de intendentes, de dirigentes del movimiento obrero y de la ciudadanía en estas horas. Valoro el gesto de las organizaciones sociales y de todos los que me manifestaron su afecto impulsando una movilización en mi apoyo. Aun así, prefiero que toda esa fuerza que implica una movilización de esa magnitud se canalice para construir la épica militante que ayude a argentinos y argentinas a desentrañar el dilema que se nos plantea en noviembre. Hay dos modelos de país en pugna que se debaten en estas elecciones: el que descree del trabajo y la producción y sólo promueve la especulación financiera y el que cree que con una producción pujante recuperaremos la dignidad del trabajo para todos y todas. He oído a mi pueblo. La altisonancia y la prepotencia no anidan en mi. La gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos. Mientras lo haga seguiré garantizando la unidad del Frente de Todos a partir del respeto que nos debemos. Es tiempo de que nuestra única obsesión sea promover la prosperidad de los hombres y mujeres de nuestra Patria.

Advertisement
FuentePágina/12
Compartir