ATE denuncia abandono de la conciliación obligatoria por parte de autoridades del Comité contra la Tortura

El martes, la instancia de diálogo entre las y los trabajadores del Comité de Prevención de la Tortura afiliados en ATE Chaco y las y los dirigentes del organismo se dio por finalizada, debido a que ninguna autoridad se presentó a la mesa de negociación, convocada por la Dirección Provincial del Trabajo. "Esta ausencia quedó asentada por acta, como muestra clara del desinterés en llegar a un acuerdo", denunciaron desde ATE.

De las y los titulares del Comité, Kevin Nielsen, Silvina Canteros, Daría Gómez, Ariela Álvarez y Mónica Charole, ninguno se hizo responsable de comparecer ante la mesa de diálogo. A esta instancia se había llegado con el acuerdo de las y los trabajadores de levantar las medidas de fuerza, con el fin de arribar a una solución.

Advertisement

La instancia de negociación igualmente había sido anteriormente desvirtuada, pues las autoridades del organismo ya habían roto el consenso, tomando en medio de las reuniones de diálogo decisiones en desmedro de los derechos de las y los trabajadores del espacio. Además de despedir seis trabajadores y trabajadores, redujeron salarios y reestructuraron arbitrariamente el equipo de trabajo.

“Es realmente lamentable la situación, porque el Comité, organismo emblema de derechos humanos, históricamente se caracterizó por su voluntad de diálogo. Es inaudita esta situación, porque ante cada conflicto – puertas adentro y puertas afuera – la prioridad era hallar una solución a través de la negociación”, expresó el delegado de ATE Chaco por el espacio, José Farías.

“Pedimos la reincorporación de las compañeras y los compañeros despedidos. Además solicitamos el 18% de recomposición salarial, que es el porcentaje otorgado por el Estado provincial, y contratación anual en lugar de que sea por tres meses con el fin de brindar seguridad laboral y algo de estabilidad a las y los trabajadores. Queremos que se respete la experiencia y trayectoria de las y los compañeros”, manifestó.

El Comité de Prevención de la Tortura, Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y/o Degradantes no cuenta con ley de estructura orgánica, por lo que su plantel de trabajadores está precarizado desde su creación, hace alrededor de nueve años. “Al no haber estructura, las decisiones quedan a discreción. A lo largo de los años, se habían contemplado los derechos laborales de las y los trabajadores y consensuado derechos, como por ejemplo la antigüedad, el tener un título, pero todo eso ahora se terminó. Y con esta última decisión, de ni siquiera hacerse presentes, quedó claro que no hay voluntad de nada”, agregó.

Advertisement
Compartir