Forenses encontraron restos de 5 personas en una tumba colectiva en cementerio malvinense de Darwin

El equipo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que realiza en las islas Malvinas una nueva etapa de identificación de excombatientes argentinos caídos en la guerra de 1982, informó que en la exhumación realizada sobre una tumba colectiva se encontraron restos de cinco personas y no de cuatro como se pensaba originalmente. "Son fragmentos de cuerpos, no cuerpos completos, esqueletizados", indicó titular de la Delegación Regional del CICR, Alexandre Formisano.

Así lo informaron en una conferencia de prensa virtual que brindaron esta tarde. Con el objetivo de dar precisiones del segundo plan de proyecto humanitario que comenzó esta semana en el cementerio de Darwin.

Advertisement

Asimismo, adelantaron que el equipo viajará mañana a otra zona de las islas, conocida como Caleta Trullo, para investigar la posible existencia de otros restos, a partir de una denuncia de un excombatiente británico.

Desde las islas, participaron de la rueda de prensa el jefe del proyecto, Laurent Corbaz; el titular de la Unidad Forense del CICR, el argentino Luis Fondebrider; el jefe de la Delegación Regional del CICR, Alexandre Formisano; y el representante para la Argentina, Gabriel Valladares.

Según informaron Corbaz y Fondebrider, en la tumba colectiva denominada C 1 10 “se encontraron restos de, al menos, cinco personas”, que serán traídos al continente en un vuelo privado el próximo jueves 26 para ser analizados en el laboratorio que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) posee en la capital cordobesa.

“Después de que un sacerdote bendijera la operación, comenzamos el martes los trabajos de exhumación de la tumba. Y ayer cuando abrimos la bolsa de cuerpos, nos encontramos con restos de, al menos, cinco personas. Son fragmentos de cuerpos, no cuerpos completos, esqueletizados”, precisó Fondebrider, extitular del EAAF.

No obstante, aclaró que “estos cinco cuerpos, no significan cinco identificaciones; sino que solamente significa que hay cinco personas y el proceso de identificación recién está comenzando”.

Esta tumba múltiple no había sido incorporada en el primer proyecto humanitario -que logró 115 identificaciones- ya que no se trataba de una sepultura anónima: una placa colocada en 2004, cuando el cementerio fue remodelado, consignaba que en esa fosa se encontraban los restos del alférez de Gendarmería Julio Sánchez y de los soldados de Fuerza Aérea Héctor Aguirre, Luis Sevilla y Mario Luna.

Pero, cuando hace cuatro años se exhumaron las tumbas anónimas, se comprobó que esos tres soldados se encontraban enterrados en otras tres sepulturas individuales que habían permanecido anónimas hasta ese momento, por lo que se hizo necesario esclarecer la identidad de los restos sepultados en la tumba C 1 10.

Advertisement
VIAambito.com
Compartir