Desde el Gobierno nacional enfrían la posibilidad de una reducción de la jornada laboral

El ministro de Desarrollo Productivo aseguró que las pymes no estarían en condiciones de llevarlo a cabo y pronosticó que el mayor costo laboral podría ser trasladado a precios. "El riesgo que se corre de hacer algo así a los golpes es que se traslade ese costo laboral a precios, que haya más inflación. Si sale bien habría un poco más de empleo con salarios más bajos", definió.

Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, volvió a plantear su postura sobre el debate en relación a la jornada laboral luego de la reunión del Consejo Directivo de la CGT en el que se analizaron los proyectos presentados en el Congreso. Pese a que en un principio había asegurado que ese escenario era “impensado”, aclaró que se refería a la posible reducción de los salarios y agregó que no todas las empresas estarían en condiciones de implementarlo.

Advertisement

“Yo lo que dije es que en muchos de los países en los que se estaba implementando había una reducción de la jornada laboral con una reducción del salario, esto es lo impensable. Argentina no tiene salarios altos como para pensar en trabajar un poco menos y ganar un poco menos”, afirmó en diálogo con AM750. “Eso en Argentina no es la realidad, tenemos salarios bajos muy golpeados con lo cual eso no es posible”, remarcó.

“Yo creo que en términos conceptuales bienvenido sea que todos podamos trabajar un poco menos y tener una vida más plácida. Estamos en un contexto muy difícil. Bajar la jornada laboral de 8 a 6 horas equivale a aumentar el salario horario un 33%, la pregunta es ¿Las empresas pueden absorber ese costo?, algunas sí, muchas pymes seguramente no”, sentenció el ministro.

Por último esbozó un escenario futuro si el proyecto se implementa: “El riesgo que se corre de hacer algo así a los golpes es que se traslade ese costo laboral a precios, que haya más inflación. Si sale bien habría un poco más de empleo con salarios más bajos”.

El rechazo de los empresarios

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, es uno de los principales detractores de la iniciativa y consideró que “es prioritariamente materia de los convenios colectivos” y aclaró que “en todo caso, reducir la jornada implicaría también proporcionalizar el salario, con su pertinente reducción”.

El textil Teddy Karagozian, CEO del Grupo TN&Platex, señaló a su vez que “reducir la jornada laboral es, como dijo el ministro Kulfas, una barbaridad atómica y un despropósito”. “Me parece una tontería la reducción de la jornada laboral porque no reconoce los problemas de la Argentina”, aseguró Karogozian en declaraciones a Futurock.

La Argentina es uno de los países de la región con una jornada laboral más extensa. La disposición vigente está en las 48 horas semanales, superior a la de Chile, Brasil, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Ecuador.

Advertisement
VIAambito.com
Compartir