“Unne sin violencias”: comenzó el ciclo de capacitaciones y la Rectora destacó el rol de la universidad en la formación ciudadana

Con la consciencia del rol de las universidades en la formación ciudadana y ratificando el compromiso social de la Universidad Nacional del Nordeste, comenzó el Ciclo de capacitaciones “UNNE sin violencias”, destinado a la comunidad universitaria. Las autoridades fueron destinatarias del primero de los talleres virtuales previstos, que se extenderán durante el resto del año, también para docentes, no docentes y estudiantes de la institución.

“La universidad tiene un rol muy importante y fundamental en la formación ciudadana. Además de la formación profesional, que también involucra valores y pautas culturales. Tenemos un rol importante en la construcción de una conciencia ciudadana más democrática, más respetuosa de las desigualdades, más conciliadora”, dijo la Rectora de la UNNE, profesora María Delfina Veiravé, en su discurso de apertura de este ciclo.

Advertisement

Para graficar y dimensionar la incidencia de la universidad pública en el país, destacó que alberga cerca de 2 millones de personas. Y la UNNE, con una comunidad estudiantil de unas 60 mil personas, “que bien podría ser el tamaño de una ciudad importante de nuestras provincias”, dijo Veiravé en referencia a Chaco y Corrientes, donde la Universidad se asienta.

“Allí tenemos también una enorme responsabilidad de generar buenas prácticas de convivencia democrática”, agregó la Rectora y recordó que en esa línea, se avanzó hace 5 años con la Resolución Nº 823/16, que declaró a la Universidad Nacional del Nordeste como una institución libre de discriminación por género u orientación sexual; que se aprobó allí un plan de acciones y herramientas conducentes a prevenir, atender y erradicar situaciones que se enmarquen en ello. Y además, que dicha normativa dió fundamento a la posterior elaboración y aprobación del Protocolo Institucional ante situaciones de discriminación y violencias de género u orientación sexual de la UNNE, entre otras acciones previstas en el proyecto “Unne sin violencias”, que continúa en la Universidad.

En este marco se suma ahora este ciclo de capacitaciones, aprobadas por Resolución Nº 253/21 del Consejo Superior, que cuenta con la aprobación de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), en el marco de la convocatoria “Desarrollo de Proyectos Institucionales para la prevención y la intervención ante situaciones de discriminación y/o violencias de género en el ámbito universitario”.

“La universidad viene teniendo una política de trabajo sistemático, políticas de igualdad y de no violencia en el ámbito universitario. Mucho trabajo, acciones, programas, iniciativas, que apuntan a una mayor democratización de las relaciones institucionales; pero por sobre todo concientizar, prevenir y atender sobre las situaciones de las múltiples violencias que hoy se viven en la vida cotidiana y la vida social, y se reproducen en la universidad”, agregó Veiravé en ese sentido.

La Rectora comentó luego que además de estos talleres virtuales, está previsto avanzar con una campaña de comunicación que se llevará adelante desde los medios con que cuenta la Universidad, “de manera que podamos instalar no solo información que ayude a gestionar estos procesos, sino también a crear conciencia y a mejorar prácticas culturales”.

Se generarán además publicaciones y documentos que mejoren las herramientas de trabajo disponibles en el ámbito institucional.

“Esto habla de nuestros valores, principios y responsabilidad social. A pesar del contexto pandémico, la universidad sigue dando respuestas, generando espacios de trabajo colectivo como este tan importante”, concluyó Veiravé y agradeció a las 140 personas que se conectaron al primer taller on line que se desarrolló este jueves 12 de agosto.

Quienes forman parte de los órganos de gobierno, ocupan secretarías de Rectorado y Facultades, Direcciones de Institutos y conforman los Equipos Directivos de las escuela preuniversitaria y referentes institucionales del protocolo, serán destinatarios de otras dos jornadas, los próximos dos jueves de agosto.

El ciclo continuará con las jornadas destinadas a docentes de la UNNE. El último día de agosto se desarrollará la primera y las restantes tres se desarrollarán en septiembre. Luego, será el turno de las y los estudiantes, que serán destinatarias/os de cuatro encuentros virtuales, todos los martes de octubre. En el caso de no docentes, serán 4 jornadas durante el mes de noviembre.

El ciclo finalizará el jueves 25 de noviembre y, en coincidencia con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer está prevista una jornada de cierre abierta.

Se espera un importante nivel de participación, y a medida que se vayan anunciando las fechas de los próximos encuentros virtuales, se difundirán los respectivos enlaces para participar de los mismos.

El protocolo de la UNNE

Uno de los objetivos de este ciclo de capacitación interna, es trabajar sobre el Protocolo Institucional ante situaciones de discriminación y violencias de género u orientación sexual de la UNNE. En esa línea se organizó el contenido de los talleres, y el tema fue eje de la primera jornada.

La Coordinadora del proyecto “Unne sin violencias”, Dra. Mónica Anís tuvo a su cargo la exposición que giró sobre este instrumento de la universidad. “Los protocolos son una suerte de cuerpos legislativos, son como un mapa de ruta, que nos muestre qué hacer en situaciones concretas, como acompañar a las personas que denuncian, que resultan ser víctimas de situaciones relacionadas con maltrato, violencias, discriminación y todo lo que se contempla precisamente en el protocolo”, explicó.

La especialista en Derecho Laboral y docente de la Facultad de Derecho, Ciencias Sociales y Políticas de la UNNE, compartió con las y los participantes una presentación donde se pudo ver y analizar en qué consiste el mencionado protocolo, para que sirve, a quienes, qué conductas se pueden denunciar, como, donde, entre otras cuestiones necesarias para su mayor conocimiento. “El protocolo tiene un objetivo, no sancionatorio, sino orientado a proteger a la persona que ha denunciado o que resulta víctima de situaciones de violencia”, aclaró por ejemplo.

La especialista en Derecho Laboral explicó además las obligaciones que tienen las autoridades de la universidad. En ese sentido, recordó que el Estado argentino se ha comprometido al cumplimiento de tratados internacionales, y también ha sancionado leyes nacionales de estricto cumplimiento.

“No es de aplicación discrecional. Forma parte de nuestras obligaciones laborales, cumplir con todas estas reglamentaciones. Somos empleados y funcionarios del estado”, remarcó y recordó entre otras, la legislación en materia de género.

Tras su exposición, se dio espacio a preguntas e intercambio, en el marco del cual se compartieron dudas y propuestas para hacer más clara y efectiva la aplicación del protocolo.

Se planteó también la necesidad e importancia de avanzar con herramientas legales que atiendan las situaciones de violencia que se dan en internet, como espacio cuyo uso ha crecido exponencialmente en estos tiempos de confinamiento por la pandemia de Covid-19. Porque “además cuando la violencia es a través de las redes sociales, muchas veces se hacen escudadas en el anonimato”, señalaron en el intercambio.

Muchas de las personas presentes hicieron uso de la palabra también para agradecer y felicitar la iniciativa. “Muy buena iniciativa este taller y hablar de temas que están latentes.

Hay mucho que aprender y poner en práctica”, fue uno de los mensajes que se leyeron en el chat de la reunión virtual. “Excelente espacio de trabajo, celebro que podamos pensar y re pensar estas prácticas que se encuentran muy naturalizadas”, escribió un docente.

“Cada vez se evidencian más las situaciones de violencia que están naturalizadas. Es nuestra responsabilidad generar herramientas para romper esas viejas estructuras. Mis felicitaciones y todo mi apoyo”, señalaron también.

“Excelente exposición. Sin lugar a dudas hay mucho por hacer. Lo importante es continuar con este tema hasta lograr que todos los actores puedan tomar conciencia del impacto que esto produce en las personas, más allá de toda reglamentación”, aportó otra autoridad antes del cierre del taller.

Advertisement
Compartir