Dictamen favorable para crear el Programa Provincial de Salud Menstrual

Lo firmaron los diputados que integran la Comisión de Desarrollo Humano y Salud. La iniciativa busca contribuir a remover y eliminar los obstáculos que impiden el ejercicio pleno de los derechos de las personas menstruantes; que basados en la desigualdad de género, la pobreza extrema, las crisis sanitarias o humanitarias y en las tradiciones nocivas, tornan a la menstruación como una etapa de estigma o privación de derechos.

El encuentro fue encabezado por el diputado Alejandro Aradas y por videoconferencia participaron los legisladores Débora Cardozo, Roberto Acosta, Livio Gutiérrez, Jaime Parra Moreno, Alicia Digiuni y la diputada Gladis Cristaldo que si bien no es integrante de la comisión fundamentó la necesidad de aprobar la iniciativa.

Advertisement

El proyecto lleva la firma de diputados de distintos bloques políticos y de ser sancionado como ley, el programa tendrá múltiples objetivos : asegurar y promover la salud menstrual; garantizar a las personas menstruantes el acceso a elementos para la gestión de higiene menstrual, categorizando a los mismos como “insumos básicos y necesarios”, que contribuyen a la protección de la salud de toda persona menstruante; promover la entrega de información, basada en evidencia científica, veraz, detallada, eficaz y suficiente, respecto a la variedad, características y modo de utilización de los productos de gestión de la higiene menstrual.

También apuntará a contribuir a reducir el índice de deserción y ausentismo escolar por falta de acceso a los productos destinados a la gestión de higiene menstrual o de lugares adecuados para la higiene personal; remover preconceptos y estigmas en relación a la menstruación en los ámbitos escolares, en función de fomentar la igualdad de trato entre niñas, niños y adolescentes; abordar y trabajar en los ámbitos que correspondan toda acción de discriminación relacionada con la menstruación, evitando imposiciones a las personas menstruantes de restricciones a su participación en actividades escolares, atléticas, deportivas o en reuniones sociales y contribuir a desmitificar el concepto de menor capacidad física o emocional de las personas, debido a sus ciclos menstruantes.

Advertisement
Compartir